El Real Madrid ya está en Barcelona para disputar el ansiado Clásico de Liga. Será el primer encuentro entre el proyecto de Koeman y el de Zidane. Un encuentro al que ambos llegan con derrotas en la competición doméstica y que marcará un antes y un después en el resto de la temporada. Courtois, guardameta merengue, será uno de los protagonistas.

Noticias relacionadas

El arquero blanco, en declaraciones para los medios oficiales de LaLiga, ha definido el encuentro como un partido de los "especiales" y que "sueñas jugar" hasta cuando "estás en otro equipo". "El Clásico es importante" y según Courtois "un primer golpe entre los dos grandes".

El Barça llega tras golear en Champions y el Real Madrid después de perder contra todo pronóstico ante el Shakhtar. Sin embargo, Courtois tiene claro que el Barça "siempre va a estar bien". Incluso a pesar de los rumores sobre una crisis interna. Y es que los jugadores mantienen una guerra abierta contra la directiva y los ánimos en el seno de la entidad azulgrana están muy caldeados. Para el portero merengue, todo es "ruido que genera" y que es "por fuera" porque "el equipo por dentro siempre va a estar unido".

Courtois mira el balón tras el gol en propia puerta de Varane REUTERS

Más allá de la llegada de Koeman, el Barça siempre mantendrá "su estilo" y el Madrid debe plantar cara "tácticamente" para llevarse el triunfo. El conjunto de Zidane, en palabras de Courtois, llega "muy serio" y "muy bien" a pesar de jugar una pretemporada "diferente". El cuadro blanco apenas disputó un amistoso contra el Getafe, pero el vestuario está "unido y fuerte".

El problema del Madrid, que ha generado dudas en los últimos encuentros, no es la "falta de gol". "Tenemos al mejor nueve del mundo y otros jugadores que también pueden marcar goles". Todo "son periodos" y "también es mérito del otro equipo". Pase lo que pase ante el Barcelona, el calendario es exigente y no se pueden "fiar". "Hay que seguir ganando", ha subrayado Courtois. Tras El Clásico llega la Champions y continua La Liga. Lo único es que "por confianza y orgullo es importante ganar" al máximo rival.

Una de las claves será frenar a Messi. Un jugador que "te puede hacer otra cosa" diferente a la que tú pensabas, y más siendo el portero. "Uno de los mejores jugadores de la historia, como Cristiano", ha indicado el belga. Enfrentarse a ellos es para "poder contárselo" a hijos y nietos.

Su estancia en el Madrid

Courtois está contento en la capital. Zidane le da confianza y no descarta incluso retirarse en la capital española. Tiene 28 años y atraviesa "un momento muy bueno" en el que sigue defendiendo que "puede mejorar", aunque "lo más importante al final es ayudar al equipo".

"Ganar partidos y ganar una Liga sienta muy bien", ha explicado. "Quiero ganar muchos trofeos aquí". Y es que Courtois tiene claro que "cuando juegas en el Real Madrid en cada título que hay el objetivo es llegar a la final e intentar ganar". Por eso el club es "el mejor del mundo".