El Real Madrid está en problemas. Las derrotas seguidas ante Cádiz y Shakhtar Donetsk (que pudo acabar en tragedia) han sido un palo duro para el conjunto blanco, al que vuelve a asolar dudas que ya hicieron lo mismo la pasada temporada. La situación recuerda a cuando se tuvo que viajar a Estambul en un estado límite, solo que ahora es el Barça y el Camp Nou los que esperan el sábado al Madrid.

Noticias relacionadas

El Clásico es la oportunidad perfecta para pasar página lo más rápido posible. Ganar sería el impulso que tanta falta hace ahora, aunque una derrota mantendría a los blancos en esta prematura crisis. ¿De quién es la culpa? Zinedine Zidane se la echa toda encima de él, pero hay que hacer un análisis de lo que falla en este Madrid.

Zidane no da con la tecla

No, la responsabilidad no es solo de Zidane como él dice. Eso sí, hay parte que sí lo es. Zidane no da con la tecla esta temporada y así lo demuestra los seis onces titulares que ha alineado, todos diferentes. Jugadores que entran y salen, cambios de dibujo con dos delanteros al 4-3-3... Tampoco en los partidos supo dar un giro de timón con los cambios.

Zinedine Zidane, durante un partido del Real Madrid de la Champions League 2020/2021 Reuters

El Madrid sigue con sus problemas de gol. Lleva solo ocho goles (1,34 por partido) y Zidane no da con una solución con lo que tiene en la plantilla. A eso hay que sumarle ahora la pérdida de esa resistencia defensiva que tras el parón impulsó al equipo a ganar la pasada Liga.

La dependencia de Sergio Ramos

Hablando de la defensa, contra el Shakhtar volvió a ser un desastre. Lo más evidente es que sin Sergio Ramos no hay quien sostenga la zaga del Real Madrid. El camero puede estar más o menos acertado en un partido, pero lo que está claro es que cuando no está él reina el desorden. Varane y Militao están bien como acompañantes del capitán, pero cuando se juntan no funcionan.

Contra el Shakhtar volvieron a cometer fallos adelantándose cuando no debían o dejando libres sus espaldas. En los goles quedaron retratados de una forma u otra. Tampoco ayudaba que el que tuviera que salir a cubrir sus huecos fuera un Marcelo que está lejos de subir y bajar por banda como hacía hace unos años.

Jugadores que no remontan

Zidane ha dado la oportunidad a jugadores que están mal. Es lógico dentro de la cadena de rotaciones del técnico francés, que busca que todos se enchufen poco a poco. Pero la cosa no mejora con ellos. Son los Marcelo, Isco, Jovic y, en segunda línea, Nacho y Lucas Vázquez.

Zidane y Jovic EFE

De lo de Marcelo ya hemos hablado, pero lo tendrá muy difícil cuando vuelva Carvajal y Ferland Mendy regrese a la banda izquierda. De Jovic, que ayer recibió su tercera titularidad, solo se puede decir que está dando la razón a Zidane con sus dudas en los días previos al cierre del mercado. El serbio sigue sin gol, que cada vez urge más. 

Solo Vinicius entre los jóvenes

Entre las decepciones de este Madrid hay que destacar las de varios jóvenes. Solo Vinicius se salva y tampoco se puede meter en el saco a Odegaard, al que una lesión no está dejando ver en este duro momento.

Sí hay que incluir a un Asensio que sigue peleando por encontrar su nivel o un Rodrygo lejos de desequilibrar como Vinicius y que ante el Shakhtar quedó retratado tanto defensiva como ofensivamente. Los ya mencionados Militao y Jovic también están en la lista.

Sin Hazard y sin estrella

Sin Hazard, el Madrid no tiene estrella. Modric se apaga con el paso de los minutos y Benzema atraviesa uno de esos baches que le pasan factura de cara a puerta. Y es ahí cuando más de menos se echa a Eden Hazard. El belga tendría que ser quien se echara el equipo en momentos así, para eso sele fichó. Pero Zidane no podrá contar con él hasta mediados de noviembre.

El Madrid ha tenido mala suerte, es innegable. El fichaje de Hazard era un acierto tanto por precio como por su rendimiento en el Chelsea que le colocaba entre los mejores del mundo. Le ha salido 'rana' por las lesiones y cada vez son más los que van perdiendo la esperanza respecto a este jugador. Pasar todo un verano sin fichar por la crisis ha evitado que viniera otra estrella que compartiera los galones.

[Más información: El Real Madrid, en caída libre: pierde ante el Shakhtar con la peor versión de la 'era Zidane']