La Liga está a punto de comenzar para el Real Madrid y el equipo de Zidane ha ido acumulando bajas importantes en los últimos días. Casi todas ellas se han concentrado en la zona de ataque, lo que ha provocado que el técnico francés tenga que idear un plan especial para el inicio de la competición y poder encontrar así una opción que sea contundente de cara a la meta rival. En definitivas cuentas, un plan para encontrar a los mejores acompañantes posibles de Benzema

Noticias relacionadas

El técnico maneja varias opciones, pero la plaga de lesiones le ha dejado prácticamente atado de pies y manos y casi sin alternativas. Solo la amplitud de la plantilla salvará a la línea de ataque y la capacidad de gol del equipo en el primer encuentro de liga que disputarán los blancos, que será el próximo 20 de septiembre en el Reale Arena frente a la Real Sociedad

Allí estará, si nada cambia, Karim Benzema, como referencia ofensiva del equipo de Zinedine Zidane. Sin embargo, el jugador madridista ya busca socios para formar un tridente ofensivo que pueda poner en problemas al equipo de Imanol Alguacil, uno de los conjuntos que mejor fútbol realizó el año pasado gracias a, entre otros jugadores, Martin Odegaard

Rodrygo y Vinicius, en el primer entreno del Real Madrid

Sin embargo, y a pesar de las bajas, Zidane podrá activar el plan brasileño con Vinicius y Rodrygo para acompañar a Benzema en punta y poner en marcha una delantera absolutamente temible. Juventud, desparpajo, dribling y gol para acompañar a un Benzema que este año quiere volver a confirmar las buenas sensaciones mostradas el pasado curso. El plan brasileño se presenta como la gran baza de Zidane ante las bajas. 

Hazard tendrá que esperar

Todo hace indicar que el belga no estará en el debut liguero en San Sebastián. Actualmente se encuentra fuera del equipo y no ha entrenado con el grupo desde que regresara de su concentración con la selección belga. Hazard es un jugador un tanto especial que no tuvo el año pasado una buena temporada, demasiado castigado por las lesiones. Ahora, realizará un plan especial para volver al máximo lo antes posible.

En el club no tienen prisa con Eden, ya que quieren que se sienta recuperado del todo, que pierda ese miedo que le hace preocuparse en exceso por su tobillo operado y que se ponga fisicamente al máximo de sus capacidades para que demuestre ser ese jugador Top5 mundial que lleva dentro. En el club no quieren más recaídas por eso le darán la oportunidad de volver al máximo para que desde ese momento, despegue el verdadero Hazard, el que todo el madridismo espera. 

Bajas y descartes

La vuelta del Real Madrid a los entrenamientos no ha sido precisamente la deseada, ya que, ahora mismo, colecciona bajas en la zona de ataque. Los blancos han regresado a los entrenamientos con varios lesionados que reducen las opciones de Zidane para formar una delantera de garantías a pesar de que Vinicius y Rodrygo esperan su momento.

Uno de los primeros en caer lesionado fue Isco Alarcón. El malagueño tuvo un esguince de tobillo que le iba a mantener apartado del equipo unos 10 días en un momento muy poco oportuno. El de Arroyo de la Miel ya se ejercita sobre el césped aunque todavía al margen de sus compañeros, por lo que a una semana para que arranque La Liga parece difícil que pueda llegar a tiempo. 

Isco Alarcón se ejercita en solitario

En una situación parecida se encuentra Marco Asensio. El futbolista mallorquín se retiró de la concentración de la selección española tras sufrir un golpe en un entrenamiento. La zona afectada, la rodilla operada de su lesión de ligamento cruzado, hizo saltar todas las alarmas, pero las pruebas diagnosticaron que solo se trataba de un edema. Desde entonces, el jugador se vio obligado a detener su actividad física y a guardar reposo, y ahora se entrena en el interior de las instalaciones de la ciudad deportiva del Real Madrid a la espera de completar su proceso de recuperación para volver con el resto de sus compañeros. 

El otro futbolista tocado en la zona atacante es Lucas Vázquez, que no se entrenó el viernes con el resto de sus compañeros por una sobrecarga. Los tres, cada uno en su medida, tendrán que recuperar el trabajo de pretemporada hecho por sus compañeros antes de que regresen a la competición. El otro jugador que también ha regresado tocado es Gareth Bale. El galés podía ser una alternativa ante la plaga de lesiones, pero ha vuelto con un golpe en la rodilla de la concentración con su selección. Sin embargo, la situación de Bale en el Madrid y, particularmente con Zidane, no ha cambiado, así que era poco probable que un descarte como él pudiese estar en ese inicio de liga, y más como titular acompañando a Benzema en ataque. 

Un cambio de plan

La mejor opción para esa delantera diezmada por las bajas parece ser el plan brasileño con Rodrygo y Vinicius al mando, sin embargo, no es la única alternativa que tiene Zidane. Si el francés decide variar el sistema, podría introducir otros dibujos tácticos que igualmente le permitirían crear un equipo peligroso y con mucho poderío de cara gol. 

Una de esas alternativas podría ser la de jugar con dos delanteros y con cuatro centrocampistas, de manera que Luka Jovic podría acompañar a Benzema en la punta de ataque y en el medio podría entrar un cuarto centrocampista como Odegaard o Fede Valverde. De esta forma, Zidane variaría su plan de tres delanteros y reforzaría la medular. 

Jovic en el entrenamiento del Real Madrid

Otra opción, quizás más arriesgada, sería la de jugar con un delantero como Benzema y acompañarlo de varios enganches por detrás como podrían ser el propio Odegaard o Luka Modric, de manera que los blancos añadiesen llegada a los jugadores de segunda línea. Zidane ya tiene uno de sus primeros rompecabezas de la temporada, el cual tendrá que resolver en apenas unos días mientras se sigue recuperando lesionados. 

[Más información: El reto de Marcelo en el Real Madrid: capitán y líder del equipo o suplente de lujo de Mendy]