Un partido de fútbol volvió a despejar la X cuando se trata de Sergio Ramos. Porque cuando se trata de entrega, liderazgo y de demostrar su compromiso, no hay nada que le frene. Un golpe en su rodilla parecía alejarle de la posibilidad de estar en el partido de entre semana. Nada más lejos de la realidad, 90 minutos a pleno rendimiento para seguir dejando constancia de su legado ahora en el Alfredo Di Stefano.

Noticias relacionadas

El central no tiene rival cuando se trata de poner sobre la cancha el hambre voraz de triunfos y demostrar que la hegemonía del Real Madrid va más allá de los títulos. El nombre de la entidad alcanza su máximo orgullo cuando jugadores con el carácter de Ramos defienden la camiseta como lo volvió a hacer ante el Mallorca.

Dominio con el balón, tenacidad sin él, determinación cada vez que va a un choque, sentido común cuando da un pase y olfato goleador cuando ve la portería. Pocos centrales pasarán a la historia como jugadores tan completos como lo ha demostrado Sergio Ramos durante su gloriosa etapa como jugador blanco.

Volcado en ataque

Al de Camas no solo le bastó con convertirse el otro día en el defensa con más goles de la historia de La Liga. Cuando el equipo estaba creando más dudas, cogió un balón en la frontal del área, miró a la suerte sabiendo que llevaba más de año y medio sin ver portería un jugador de tiro libre y la coló donde Manolo Reina no podía llegar.

Gol de Sergio Ramos de falta al Mallorca REUTERS

Ramos está sacando su mejor versión para liderar al Real Madrid en la lucha por La Liga número 34. El central, tras la pandemia, ha regresado en un estado de gracia que muy pocos jugadores del campeonato nacional pueden igualar. "La Liga del coronavirus va a ser única y tenemos ganas de ganarla por la gente. El fútbol es colectivo y los retos personales también son motivadores, es un orgullo, pero es secundario. Es el premio a años de trabajo", transmitió el capitán blanco tras el partido de este miércoles en el que volvió a quedar clara la ambición del equipo a través de sus palabras.

Son tres goles en cuatro victorias, desatascando al equipo cuando no se encontraba en el mejor momento sobre el partido y, sobre todo, rompiendo la balanza del gol que siempre sale en negativo para los blancos por la gran exigencia que tiene el Real Madrid año tras año. Jugadores de su talla justifican ese listón que pone la afición y que, sobre todo, establecen los éxitos del club.

Respuesta a la polémica

Por si fuera poco, volvió a aparecer fuera del campo para ser líder también ante la opinión pública, pedir que se deje de centrar el foco en polémicas y volver a ponerlo sobre el hecho de que los blancos están tan fuertes que cuesta pensar que vayan a perder puntos en cualquier momento del final de La Liga.

"Todo el ruido que se genera es porque somos líderes, antes que no lo éramos no se hablaba tanto. El VAR nos puede ayudar y perjudicar, pero no creo que haya decisiones predeterminadas, el ruido que se genera que parece que tenemos que darle las gracias a los árbitros por ser líderes, que la gente no se monte películas" declaró por delante de todo el camero.

Ya son siete las jornadas que restan para el final del campeonato y el Real Madrid sigue en un estado que no parece viable conseguir rascar un punto en casa. Veremos si puede mantener la lucha fuera del feudo merengue. Si todo sigue así, dará igual lo que haga el Barça. Sergio Ramos lo tiene claro. Con su ejemplo mantiene al equipo unido y con la misma confianza para conseguir alzar el título que tanto le gusta a Zidane.

[Más información: Vinicius y Sergio Ramos capitanean a un sólido Real Madrid en el triunfo ante el Mallorca]