Desde hace ya unos años el Real Madrid cambió su política de fichajes para dar paso a grandes promesas jóvenes del fútbol mundial, salvo excepciones como la de Hazard, debido a la difícil situación que resulta competir contra grandes potencias como el PSG o el City a la hora de fichar futbolistas.

Noticias relacionadas

Todo ello hizo que el conjunto blanco firmase a jugadores como Vinicius, Rodrygo, Reinier, Kubo, Odegaard o mismamente futbolistas como Valverde o Mendy. Varios de ellos están cedidos en otros equipos a la espera de poder dar el gran salto al Real Madrid. Otros forman ya parte de la primera plantilla blanca listos para hacerse un hueco en la historia madridista.

No es un secreto que casi siempre se ha podido recitar de memoria el once titular del Real Madrid. Con Zidane, en cada partido puede haber una o varias sorpresas. Ni siquiera en las grandes citas de la Champions League o en El Clásico se puede adelantar con seguridad el equipo inicial que colocará en el campo el entrenador francés.

El exjugador blanco recaló en el conjunto de Concha Espina el 4 de enero de 2016 y desde entonces no ha parado de ganar títulos, con un paréntesis de 284 días tras haber dicho adiós el 31 de mayo de 2018.

Las decisiones de Zidane

Desde que lleva en el banquillo blanco ha demostrado que no se casa con nadie y que quiere a todos enchufados y listos para dejarlo todo en el campo cuando tengan minutos. Algunos de los jugadores que brillan lejos del Real Madrid pueden pensar que no podrán hacerse hueco, pero lo cierto es que talentos como el de Fede Valverde o Ferland Mendy han echado abajo esta teoría en la presente temporada.

Zidane da órdenes a sus jugadores desde la banda del Benito Villamarín REUTERS

Uno y otro marcan el camino de los Camavinga, Haaland, Achraf... Jugadores con un futuro brillante por delante, pero que pueden dudar de si llegar, o en el caso de Achraf regresar, al Santiago Bernabéu ante la posibilidad de no gozar de una buena cantidad de minutos. Pero Valverde y Mendy han demostrado que, si se hacen bien las cosas, Zidane no escatimará en darles protagonismo.

Valverde, la gran revelación

Fede ha jugado esta temporada 32 partidos hasta el parón provocado por el coronavirus. Con un total de 2 goles y 4 asistencias, el jugador uruguayo se ha convertido en uno de los mejores jugadores blancos de la presente temporada y en la gran revelación de La Liga siendo su año de consolidación. 

Valverde partía como suplente en el medio campo de Modric pero las lesiones del croata y la necesidad de dar descaso a Luka hicieron que Fede pronto se ganase un sitio junto a Kroos y Casemiro. Comenzó la temporada con dudas sobre si su nivel era suficiente para ser el cuarto centrocampista teórico del Real Madrid. Había contado para Zidane en el tramo final de la campaña anterior, pero aún así no había dejado tan buenas sensaciones como para tener un hueco en el equipo para la afición.

Fede Valverde, en el Santiago Bernabéu Instagram (fedeevalverde)

El equipo arrancaba con un déficit de jugadores en esa posición y el uruguayo tendría que tener galones durante la campaña por necesidad. De esa falta de piezas ha nacido una nueva perla mundial que ha tirado la puerta del estrellato sin tan siquiera haber acabado el año aún.

A día de hoy su papel es vital en el conjunto blanco y no se concibe un Real Madrid sin él. Además de aportar llegada, el uruguayo ayuda mucho a Casemiro y Kroos en sus tareas y su tremendo despliegue físico y defensivo le hacen uno de los mejores mediocampistas del mundo.

Mendy, el comodín a Marcelo

El joven lateral francés llegó al Real Madrid gracias a Zidane. El entrenador del equipo blanco pidió su fichaje para empezar dar descanso a Marcelo y para que tuviese competencia. Tras la cesión de Reguilón al Sevilla, Mendy aterrizó en el Santiago Bernabéu como supuesto suplente de Marcelo.

Ferland Mendy, durante el Real Madrid - Manchester City Reuters

Poco a poco, Mendy demostró que en la faceta defensiva nada tiene que envidiar a Marcelo u otros jugadores. El francés es un seguro atrás y apenas comete errores cuando le llegan por su banda siendo una pesadilla para sus rivales. 

Disciplinado y siempre seguro en sus decisiones, ha conseguido imponerse en la rotación a Marcelo, ha disputado un total de 22 partidos y dando, además, dos pases de gol en su primera temporada como madridista. 

[Más información: El agente de Mendy: "El Real Madrid no pensaba pagar 48 millones, pero Zidane le quería"]