El centro del campo del Real Madrid ha sido altamente cuestionado tanto la pasada temporada como esta. Mientras que Toni Kroos ha conseguido dar un golpe en la mesa después de muchas críticas y finalmente ser renovado por el club, renovación que muchos pusieron en tela de juicio por su rendimiento en la 2018/2019.

Noticias relacionadas

Otras figuras como la de Fede Valverde se han consagrado vistiendo de blanco en la 2019/2020. Sin embargo, tal y como ponen de relieve desde el club, el Real Madrid anda siempre en búsqueda de la excelencia y es por eso que cada año se acude al mercado de fichajes para hacer aún más potente la plantilla.

El pasado verano ya se habló de la incorporación de un centrocampista. Pogba, Van de Beek y Eriksen fueron los nombres que más se vincularon con la órbita merengue. El favorito era el francés, pero el Manchester United no accedió a la salida del mediocentro.

Paul Pogba en un partido de esta temporada Reuters

Ahora el escenario es diferente al acabar el internacional galo contrato en junio de  2021 y ante la decisión del propio Paul Pogba de salir de Old Trafford. Los diablos saben que puede acabar yéndose gratis por lo que están ante la última oportunidad de hacer algo de caja con él.

Pogba no se olvida de Zidane

Pese a que se venía hablando de que Pogba no es una prioridad por la explosión de Fede Valverde, Zidane no se olvida de él. Y es que no es ningún secreto que su compatriota es uno de sus jugadores favoritos. Y si Zizou no se olvida de Pogba, el futbolista tampoco lo hace ni del técnico ni de la posibilidad de hacer algo grande en el Real Madrid.

Mino Raiola lo sabe y por eso ha suavizado su mensaje respecto al conjunto blanco en los últimos meses, llegando a confirmar que quiere colocar a uno de sus jugadores en el Santiago Bernabéu antes del comienzo del próximo curso. "Tengo una gran esperanza de que algún día pueda llevar al Real Madrid a un grandísimo futbolista. Voy a intentarlo este verano", dijo el representante italiano.

Camavinga y el futuro

En lo que se refiere a Camavinga, el joven centrocampista francés es una de las revelaciones de la Ligue-1, un jugador que llegaría para servir como relevo de Casemiro, pese a que especialistas en el fútbol galo le ven también pudiendo cumplir a la perfección con las funciones de jugadores como Kroos o Modric.

Eduardo Camavinga, en un partido con el Stade Rennes Instagram (e.cama10)

El futuro es suyo y pese a no haber cumplido todavía la mayoría de edad, su nombre cobra fuerza, en un traspaso que rondaría los 50 o los 60 millones de euros, según apuntan diversas fuentes.

[Más información: "Pogba es ideal para el Real Madrid, no hay motivo para esperar un año más"]