El Bayern debutó con victoria este miércoles en la Champions League frente al Benfica. Los bávaros visitaron el estadio Da Luz y James Rodríguez fue el protagonista de una fuerte polémica durante el partido. El colombiano volvía al estadio de su gran rival en Portugal y, como era de esperar, estuvo en el ojo del huracán durante todo el choque.

Noticias relacionadas

La afición del Benfica pitó durante todo el encuentro a James. Esto se debe al pasado del mediapunta en Oporto, el rival histórico de las 'águilas'. El club portugués fue donde James dio el salto a la fama en su carrera. Allí se dio a conocer antes de pasar por el Mónaco, club en el que posteriormente daría el trasvase hacia el Real Madrid.

Rencor por el pasado de James en el Oporto

El jugador cedido por el Real Madrid fue pitado desde el comienzo del encuentro y se tomaría su venganza particular en el momento en el que abandonó el campo en el minuto 78 para que entrara Goreztka en su lugar. El colombiano dedicó un gesto a la grada que enfadó a los aficionados lisboetas. Una 'manita' de la que luego hablaría en zona mixta dando su explicación: "Era el 5-0 de hace siete años, nada más. ¿Que no gustó? Es algo que pasa. Yo soy portista. No me gustó ser pitado, pero es algo normal", dijo James.

James, durante un partido contra el Benfica Reuters

Aquel partido ocurrió hace casi ocho años, en noviembre de 2010. El Oporto aplazaría a su gran rival con goles de Varela y dos dobletes de Falcao y Hulk. James apenas disputó ocho minutos, pero le dio tiempo a participar en la goleada dando la asistencia en el 90' del gol que cerro la 'manita'.

James busca alcanzar el siguiente nivel en su carrera en el Bayern. El colombiano afronta su segunda temporada de cesión en los bávaros, tras un primer buen año. Se está desquitando de su irregularidad en sus últimos meses con el Real Madrid y aún sueña con un futuro regreso al club blanco.