Vinicius llegó, marcó y venció. Nueva exhibición del futbolista brasileño en el Di Stéfano. El ex del Flamengo ya había dejado muestras de su talento en jugadas puntuales, pero ha sido ante Unionistas cuando el jugador ha demostrado el porqué el Real Madrid apostó tan fuerte por él el pasado año. El carioca marcó uno de los tres goles del Castilla ante el conjunto salmantino, pero acciones como la vista en la que realiza un triple regate que acabó con un disparo, solo el larguero impidió que esta jugada se convirtiese en uno de los goles del año.

Noticias relacionadas

El tanto de Vinicius Júnior con el Castilla llegó de falta. El extremo demostró que, además de una calidad innegable, también tiene mucha picardía. Así, de falta directa el jugador cerró la goleada ante Unionistas (3-0). El gol llegó con un lanzamiento directo desde la frontal del área, que tiró por lo bajo, batiendo así al guardameta rival con un tiro ajustado al palo. El show no ha hecho más que comenzar.

El entrenador de Unionistas declaró en la rueda de prensa posterior al partido que Vinicius tiene un nivel superior a la Segunda B. "Esto es fútbol, hay esta circunstancia y la disfruta el filial y la padecemos nosotros. Es un jugador para estar en otra categoría por lo que demuestra y por lo que se ha pagado por él", declaró Roberto Aguirre ante los medios de comunicación.

Al técnico de Unionistas no le falta razón, no por el precio, que no deja de ser más que una anécdota, sino por lo que puede dar Vinicius a cualquier equipo. Sin embargo, el plan del Real Madrid con el joven futbolista de 18 años está fijado. Lopetegui cuenta con él y de hecho entrena día a día junto a Sergio Ramos, Modric, Bale y compañía. Pero en el club saben que el salto del fútbol sudamericano al del Viejo Continente no siempre es sencillo, más cuando se habla de un chico que acaba de cumplir la mayoría de edad.

Vinicius disparando a portería

Tranquilidad y confianza

El proceso de adaptación comenzó el pasado verano. Vinicius firmó en 2017 por el Real Madrid, pero no fue hasta que cumplió los 18 años el pasado mes de julio cuando puso rumbo al Santiago Bernabéu. Con una maleta llena de ilusiones llegaba el carioca, quien venía de ser una de las grandes sensaciones del fútbol brasileño y una de las grandes esperanzas para que La Canarinha recupere el trono mundial en un futuro no muy lejano.

El jugador ilusionó ya en la gira de EEUU, con un desparpajo que hace años no se veía en el conjunto madridista. Sin embargo, el propio Julen Lopetegui rebajó la euforia al señalar que la aclimatación sería paso a paso, sin saltarse etapas, ya que no quemar al futbolista se ha convertido en el santo y seña en Chamartín. La confianza es total en el potencia de Vinicius pese a que todavía no ha entrado en ninguna convocatoria del primer equipo. Esa esperada lista en la que figure su nombre no tardará mucho en llegar.

Euforia de la afición

El madridismo espera con ansia poder ver al futbolista vistiendo la elástica blanca en el Santiago Bernabéu. Muchos son los que piden que le den una oportunidad cuanto antes, pero el proceso debe seguir su curso tal y como se marcó durante la preparación de esta temporada 2018/2019. Vinicius ilusiona a la afición y eso que todavía no le han visto en acción en el coliseo madridista.

Vinicius supera a un rival

Por el momento, la plataforma de Segunda B se ha convertido en el escaparate perfecto para que Vinicius gane confianza, conozca el fútbol español de primera mano y también se dé a conocer al gran público que no le ha visto jugar durante su etapa en Brasil. La cuenta atrás para su debut con el primer equipo continúa corriendo.