El Real Madrid completa la jornada de entrenamiento prevista para el día de hoy, ocho de mayo, previo a la visita al Sánchez Pizjuán. El partido corresponde al encuentro aplazado por la Copa del Rey que disputó el Sevilla ante el Barcelona en el Wanda Metropolitano. La ausencia de Cristiano ha marcado la sesión como así la sorpresiva baja de Gareth Bale.

Noticias relacionadas

CRISTIANO NO SE ENTRENA POR PRECAUCIÓN

En el caso del portugués, salió tocado de El Clásico con una leve esguince en su tobillo derecho. No es nada grave y su presencia en la final de Kiev no peligra pero, aún así, el Real Madrid le va a proteger hasta entonces y su baja para el Sevilla se daba ya por descontada. De momento, seguirá entrenando en el interior de las instalaciones.

En caso del galés, se ha conocido ahora el porqué de su ausencia. Este martes, Bale anunció su paternidad de su tercer hijo, Axel Charles. El club le ha dado permiso al delantero para estar junto a su mujer. Además, su ausencia para el Sevilla era segura por culpa de una sanción de acumulación de amarillas.

El resto del equipo se entrenó con normalidad, a excepción de Carvajal -que sigue con su recuperación-. Los titulares del partido contra el Barcelona -salvo Cristiano y Bale- volvieron al grupo y a entrenarse con la misma intensidad que el resto de sus compañeros. Zidane ultimó los detalles finales para la preparación del partido contra el Sevilla de este próximo sábado.