La gran temporada del Real Madrid Castilla termina con decepción después de que los merengues no pudieran con el Ibiza en los 120 minutos de partido. Los blancos resistieron titánicamente ante el conjunto insular, sobre todo durante la segunda parte. Toni Fuidías fue héroe para los de Raúl González, que lo puso todo en el campo durante la prórroga pero no consiguió superar a la veteranía y al proyecto de Amadeo Salvo con el que el conjunto ibicenco lleva intentando subir a Segunda División en las últimas temporadas. El hecho de que el cuadro entrenado por Juan Carlos Carcedo finalizara su grupo primero y los merengues lo hicieran como terceros suponía que el empate final les beneficiara, cuestión de la que se aprovecharon para clasificarse para la ronda final.

Noticias relacionadas

La tensión dominaría el encuentro durante los primeros minutos, una sensación que se trasladaría el resto de la primera parte. Los mirlos de Valdebebas saltaron al campo con la intención de impedir que los ibicencos llevasen el ritmo del partido, pero sería muy complicado debido a la dosis de experiencia y calidad que aúna el proyecto de Salvo. Así es como llegaba en primer lugar al área de Fuidías el Ibiza con un disparo de Sergio Castel que llegaría manso a las manos del guardameta blanco.

Esas chispas también se notaban por la actitud de los jugadores en cada choque. Los isleños no dudaban a la hora de encararse a los jóvenes merengues cada vez que se producía una falta. Esto motivó varios enganchones. El primero fue tras una falta clara de Xavi Sintes, que se convirtió en la primera amarilla del partido. Después llegaría la ocasión más clara de los de Raúl González. Sergio Arribas ponía un balón al área donde Hugo Duro esperaba solo y, en su remate de espuela, recibía el contacto del portero Germán que no sería señalado como penalti. Algunos jugadores reprocharon al delantero que se había tirado.

Raúl González, en la fase final de ascenso a Segunda División con el Real Madrid Castilla RFEF

Más clara fue la ocasión a la salida de un córner de Goldar. El central se quedó solo en el área y solo tenía que poner su cabeza para hacer que el balón acabara en las mallas que protegía Fuidías, pero se apresuró en el movimiento y el balón se paseó sin encontrar rematador. Los merengues lo intentarían de nuevo a balón parado en una jugada en la que hubo otro tumulto que se saldó con una amarilla a Rubén después de empujar a Gila.

Resistencia blanca

La segunda parte comenzaría loca, con dos claras ocasiones para el Ibiza. Pablo Ramón tuvo que exhibirse con un espectacular despeje ante un balón que dejaba solo a Davo en el área. El balear vería una irrisoria tarjeta amarilla poco después en una acción en la que no golpeaba a Castel, pero este se dejaba caer. Más dudas dejaba una posible mano en el área ibicenca tras una falta botada por Sergio Arribas. En cualquier caso, el colegiado no señalaba nada.

Crecería a través del de Talavera de la Reina el conjunto blanco, que empezaba a encontrar un carril importante por la banda derecha con Santos y Arribas. El jugador que ha debutado esta temporada con el primer equipo hacía una de sus habituales internadas partiendo desde la derecha y terminando en el área, pero su disparo se marchó alto. Pero los ibicencos seguirían llevando peligro al área blanca y fue en un saque de esquina donde Xavi Sintes tuvo que sacar un balón que parecía entrar.

Raúl cambió el esquema mediada la segunda mitad introduciendo a Peter Federico por Álvaro Carrillo en busca de aprovechar más esa superioridad que parecía tener el equipo en la banda derecha. Por ahí aprovecharía el juvenil un error en la salida del balón del Ibiza para plantarse en el área, pero su disparo se estrellaba contra uno de los centrales. Pero los visitantes seguían creando peligro en las jugadas a balón parado y David Goldar tuvo en su cabeza el gol que podía desequilibrar el marcador.

A la prórroga

Los merengues sufrirían muchísimo en los minutos finales del encuentro donde un error de Pablo Ramón estuvo a punto de costar al equipo muy caro, pero Mario Gila corrigió. Una acción muy polémica cuando el Castilla salía a la contra y el balón se dirigía hacia Hugo Duro podía haberse convertido en el tanto que desequilibraba el marcador. El árbitro de línea señalaba fuera de juego en una acción que todo el banquillo discutió. Toni Fuidías tendría que aparecer en un lanzamiento de falta para enviar el partido a la prórroga.

Los blancos mostraron una buena imagen en la primera mitad de la prórroga. Los blancos rondaron el área rival en dos ocasiones, primero con un buen balón de Sergio Arribas que no alcanzó Duro por poco, y después con una jugada embarullada en el área que terminaría despejando la defensa del Ibiza. Raúl lo metería todo en el campo con Sala y Latasa, pero solo tuvieron una oportunidad en la segunda parte en los pies de Sergio Arribas que se iría fuera. Antes el árbitro también anularía un tanto al conjunto balear por un fuera de juego también polémico.

Ibiza - Castilla

UD Ibiza: Germán; Fran Grima, Rubén, Goldar, Morillas; Pardo (Ekain, min. 45), Javi Pérez, Javi Lara (Rodado, min. 77), Davo (Josh Pérez, min. 100), Kike López (Javi Vázquez, min. 61); y Castel (Sibo, min. 105).

Real Madrid Castilla: Toni Fuidias; Santos, Pablo Ramón (Salazar, min. 110), Gila, Carrillo (Peter, min. 65), Retuerta (César, min. 105); Arribas, Sintes, Dotor (Latasa, min. 105), Hugo Vallejo; y Hugo Duro (Kenneth, min. 110).

Árbitro: Caparrós Hernández, del colegio valenciano. Amonestó a Rubén (min. 44) y Goldar (min. 67) del Ibiza; y a Sintes (min. 29), Pablo Ramón (min. 48), Hugo Duro (min. 65) y Santos (min. 94) del Castilla.

Incidencias: Partido de la primera ronda de la fase de ascenso de Segunda División B a Segunda disputado en el estadio Nuevo Vivero de Badajoz.

[Más información: El Real Madrid y su cantera están de moda: las joyas de La Fábrica que vienen pisando fuerte]