El impacto de Vinicius en Segunda División B está siendo mejor de lo que se podía esperar. El brasileño ha disputado tres partidos con el conjunto de Santiago Solari y ha anotado tres tantos. Uno en un mano a mano, otro de un latigazo que acabó en la escuadra y el último de un exquisito golpeo a balón parado, quedando claro sus grandes cualidades para ser el líder del Castilla y tener su primera oportunidad con el Real Madrid.

Noticias relacionadas

Tras realizar una gran jugada individual al borde del área, Vinicius fue objeto de falta. El brasileño cogió el balón, pero el capitán del Castilla, Javi Sánchez, se acercó y le pidió la pelota para lanzar el libre directo. Vinicius demostró que tiene galones y se negó a la petición de su compañero. Javi tuvo que acceder y fue la perla brasileña la que colocó el balón en el césped para golpear la falta, que acabo entrando pegada a la cepa del poste izquierdo. 

El gran detalle vino después del tanto. El delantero se fue a celebrar su maravilloso gol, pero en mitad de esa carrera se dio la vuelta y buscó descontrolado al zaguero blanco para saltar a abrazarlo. Un gran detalle que demuestra que Vinicius es un jugador de equipo y se ha adaptado al Castilla y a sus compañeros de forma brillante.  

El Castilla celebra un gol de Vinicius en Valdebebas

El conjunto de Solari ya vuela alto en la tabla

El Castilla está decidido a dar el salto de categoría esta temporada. Tanto es así que no ha perdido ningún partido de los cuatro disputados. En este momento está cuarto a dos puntos del líder y principal favorito para ganar el Grupo I, la Ponferradina