Tras la ida de las semifinales de Champions, Guti anunció en El Chiringuito que, salvo cambio de última hora, abandonará el Real Madrid a final de temporada. El exjugador y actual entrenador del Juvenil A cree que su etapa como técnico en categorías de formación ha terminado y desea dar un paso adelante en su carrera. El de Torrejón se incorporó a La Fábrica en 2013 y fue quemando etapas hasta que dio el salto al Juvenil B, con el que ganó la Liga, después de que Zidane se hiciera cargo del primer equipo. La salida de Ramis y el ascenso de Solari al Castilla permitió que Guti se hiciera cargo del Juvenil A durante los dos últimos años. Ahora el eterno '14' busca nuevas motivaciones y varias son las razones que hacen que se haya decidido a abandonar la casa blanca. 

Noticias relacionadas

OFERTAS DEL EXTRANJERO Y ESPERA LA LLAMADA DE UN PRIMERA

El propio Guti reconoció ante las preguntas de Pedrerol que tiene ofertas del extranjero. A pesar de que son atractivas, el técnico preferiría quedarse en España donde ya sonó para varios equipos de Primera División a mitad de temporada. Sin embargo, el compromiso con el Real Madrid impidió que incluso se valoraran esas opciones. Ahora, con un mercado en plena ebullición, el entrenador quiere aguantar para tomar una decisión definitiva ya que su nombre está dentro de la terna de candidatos que manejan varios clubes de LaLiga.

Guti dirigiendo al Juvenil en la UEFA Youth League

SOLARI QUIERE SEGUIR EN EL CASTILLA

La progresión lógica sería que Guti pasara a entrenar el Castilla, donde además están ahora varios de los jugadores que dirigió en el Juvenil A. Sin embargo, a pesar de la mala temporada del primer filial, Solari desea continuar una temporada más. El argentino cuenta también con el apoyo de Zidane, al que estuvo a punto de acompañar en su cuerpo técnico cuando sustituyó a Benítez en enero de 2016. A pesar de que las palabras de Guti han sonado con fuerza en las paredes del vestuario del Castilla, el técnico no quiere guerras y por eso ha decidido dar un paso a un lado para seguir su carrera. 

Solari, durante un partido del Castilla

EL MAL AÑO DEL JUVENIL A

La primera temporada de Guti en el Juvenil A fue histórica. El equipo se llevó la Liga, la Copa de Campeones y la Copa del Rey. Un triplete al que solo le faltó la UEFA Youth League. El máximo torneo continental se le sigue resistiendo al Real Madrid y, aunque llegó a la Final Four, cayó en semifinales ante el Benfica. Sin embargo, esta segunda campaña no se ha logrado cumplir con los objetivos y el conjunto blanco terminó tercero en su Liga y fuera de la Copa de Campeones. Aún tiene por delante la Copa del Rey, único título que pueden levantar los de Guti y que serviría como despedida del entrenador. En la competición europea el Juvenil A cayó en cuartos ante el Chelsea, alargando un año más el maleficio de la entidad de Chamartín en esta competición. El técnico no quiere que este mal curso frene una meteórica progresión después de los grandes resultados obtenidos solo doce meses antes. Por eso, Guti mira hacia arriba y lejos de la capital de España. En el horizonte está cumplir algún día su sueño de dirigir al primer equipo del Real Madrid.