Luka Doncic sigue con su firme intención de poner la NBA a sus pies noche tras noche. En uno de los partidos más difíciles de la temporada, frente al súper equipo que han montado los Brooklyn Nets, los 'Mavs' no solo dieron la cara, sino que además consiguieron una victoria que puede ser vital para sus aspiraciones de cara a los playoffs. 

Noticias relacionadas

Dallas sigue creciendo en la temporada al ritmo que marca el jugador esloveno y ya han conseguido escalar hasta la quinta posición de la Conferencia Oeste, rozando los puestos que dan factor cancha en los playoffs. Aunque esa opción está lejos, ya que los Denver Nuggets de Facundo Campazzo y Nikola Jokic están lejos, el objetivo tiene que ser seguir creciendo. 

Ante los Nets, el segundo mejor equipo de la Conferencia Este solo superado por unos intratable Philadelphia 76ers, hicieron un partido realmente bueno, siempre convencidos de poder llevarse el triunfo y liderados por un genial Luka Doncic que se fue hasta los 24 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias, quedándose a tan solo dos pases de canasta de otro triple-doble más en el curso. 

El único lunar del partido para Luka fueron las pérdidas, ya que se mostró demasiado impreciso en algunas acciones, fruto también de la gran defensa de los Nets que no esperaban perder este partido. Doncic se mostró letal desde más allá del arco, mucho más peligroso que con sus tiros desde la pintura. Los cinco triples anotados fueron un castigo demasiado duro para la franquicia neoyorquina. 

Los 'Mavs' siempre fueron mejores que su rival cuando Luka estuvo en cancha. 'Wonderboy' terminó el partido con más de 35 minutos de juego, pero es que sacar el triunfo era vital, ya que les permitía adelantar en la clasificación a unos Ángeles Lakers en caída libre y con ello alejarse del famoso play-in. 

Pelea hasta el final

El partido estuvo en el alambre hasta los minutos finales, ya que los Nets entraron en el último cuarto uno arriba. Sin embargo, en ese momento apareció de nuevo la magia de Luka Doncic para decantar la balanza a su favor a pesar de todo lo que tenía enfrente. Sin ir más lejos, el partidazo de Kyrie Irving que se fue hasta los 45 puntos en 38 minutos de juego, anotando siete triples, sin fallo desde el tiro libre y con porcentajes por encima del 50% en tiros de campo. Un auténtico recital que se quedó sin premio. 

Quien estuvo por debajo de su nivel, también por mérito de los 'Mavs', fue Kevin Durant, la otra gran estrella sobre el parqué. El exjugador de OKC y Golden State Warriors 'solo' pudo anotar 20 puntos y capturar 9 rebotes, pero se mostró fallón en el tiro, especialmente desde el perímetro donde no anotó ninguno de sus cuatro lanzamientos. Mala noche para el alero de los Nets que se topó con la genial defensa de Finney-Smith, que, además, anotó 17 puntos y capturó 8 rebotes para Dallas. Importante victoria de los texanos ante uno de los aspirantes del anillo y eso que contaban con la importante baja de su otra estrella, Kristaps Porzingis.

Tras el partido, Luka Doncic dejó unas sorprendentes declaraciones relacionadas con la cantidad de faltas técnicas que le pitan: "Me doy cuenta. Es algo que se supone que no debo hacer. Con todas las emociones que hay en los partidos, es difícil, pero obviamente tengo que parar. Tengo que trabajar en ello. Es difícil hacerlo, pero tengo que trabajar en eso y ser mucho mejor en esto". El base de los 'Mavs' acumula 15 faltas técnicas en lo que va de temporada y está a una de ser sancionado. Desde el AllStar ha recibido 10 en 28 partidos. 

[Más información: La ACB, la gran cantera de la NBA: el Real Madrid, Argentina y lo que viene]