El Real Madrid podría tener problemas en su planificación para la próxima temporada. Encestando ha revelado que los Minnesota Timberwolves (según Chema de Lucas) han presentado una oferta a Pierrià Henry y su salida del TD Systems Baskonia podría ser inminente. El club blanco tenía señalado al estadounidense como uno de sus fichajes para remodelar la plantilla y hasta había llegado a un acuerdo con el jugador y con el club vasco.

Noticias relacionadas

La irrupción de la franquicia de la NBA deja en el aire la llegada de Henry al Madrid, aunque por ahora se desconoce el tipo de contrato y el tiempo que firmaría el base de Baskonia. La puerta sigue abierta, pero el club blanco, sin duda, se ha encontrado con una piedra en el camino.

Henry y el Madrid

El fichaje de Henry por el Real Madrid suponía un soplo de aire fresco en la dirección de juego del equipo blanco, ya que el base ha sido junto a Vildoza la gran referencia de Baskonia durante los últimos tiempos. Henry ha promediado este curso 10,5 puntos por partido, más de 7 asistencias y casi un robo y medio por encuentro, además de una regularidad asombrosa en los 34 partidos que ha disputado.

Pierra Henry en el Baskonia-Olympiacos EFE

Henry es un jugador fuerte físicamente que en muchos aspectos recuerda a Campazzo por su gran espíritu y su lucha en la pista. Es un ladrón de guante blanco de manos muy activas y con condiciones atléticas envidiables. Además, ha mejorado este año en su registro en el lanzamiento de tres puntos y ofrecerá al cuadro madridista mayor mesura y mejores decisión en la dirección de juego.

A sus 28 años, Henry llegaba tras promediar casi 16 créditos de valoración en la máxima competición continental y con la ambición de convertirse en uno de los mejores bases de Europa. Iba a completar el trío de bases del Real Madrid para la campaña 2021/2022 junto a otra incorporación, Thomas Heurtel, y el joven Carlos Alocén.

[Más información: El Real Madrid sale herido de Turquía y sin comodines ante un imparable Anadolu Efes]