El FedExForum de Memphis presenció la última genialidad de Luka Doncic. El esloveno, que cada semana deja, como mínimo, un par de detalles mágicos, lo volvió a hacer y dio una victoria más sobre la bocina a sus Dallas Mavericks, en esta ocasión contra los Memphis Grizzlies.

Noticias relacionadas

El base, ex del Real Madrid, volvió a demostrar por qué es un jugador de All-Star. Tiene un instinto asesino de cara a canasta y en los momentos de mayor tensión se crece, como hizo esta madrugada del miércoles al jueves. Los Mavs perdían 113-111 y entonces Doncic se sacó de la manga un triple espectacular para dar tres puntos a su equipo y, más importante aún, la victoria.

Fue el 'más difícil todavía' de Doncic. El reloj corría y se acababa el tiempo, pero a falta de dos décimas sabía que era ahora o nunca y lanzó el balón a canasta. Daba igual que fuera a la pata coja. Entró y estalló la euforia en su equipo.

El exjugador del Real Madrid, que acabó el partido con 29 puntos, nueve asistencias, cinco rebotes, dos recuperaciones de balón y un tapón, tuvo la última oportunidad de tirar a canasta y no perdonó con un triple que será uno de los mejores cuando haya concluido la temporada regular.

El perdón de los Grizzlies

Los Grizzlies con el escolta Grayson Allen habían tenido la oportunidad de asegurar el triunfo al estar en la línea de personal y dos lanzamientos en su poder a falta de 2.2 segundos.

Un fallo poco habitual en Allen, que tiene un 91 por ciento de acierto en los tiros de personal, pero esta vez la presión lo pudo y en lugar de asegurar la victoria, lo que hizo fue permitir que Doncic tuviese la oportunidad de hacer el último tiro a canasta y para nada la desaprovechó.

Luego llegaría la celebración de los jugadores de los Mavericks, entre ellos la del pívot letón Kristaps Porzingis que acabó con 21 tantos y seis rebotes como segundo máximo encestador del equipo de Dallas, que sigue de líder en la División Suroeste, con marca de 30-24, y ocupa el séptimo lugar de la Conferencia Oeste.

Mientras que los Grizzlies (27-26), que también aspiran al mismo puesto de los Mavericks, continúan en el octavo lugar de la Conferencia Oeste después de haber perdido tres de los últimos cuatro partidos disputados.

Allen acabó como el líder de los Grizzlies al aportar 23 puntos, incluidos 6 de 11 triples, y 3-5 desde la línea de personal.

El pívot letón Jonas Valanciunas, que mantuvo un gran duelo en el juego interior con Porzingis, acabó con un doble-doble de 19 puntos y 15 rebotes para los Grizzlies.

[Más información: Los Wolves, de moda en la NBA: la franquicia que habla español y coquetea con revivir los SuperSonics]