Gabriel Deck ya es oficialmente jugador de Oklahoma City Thunder. El alero argentino, cuya marcha del Real Madrid se dio a conocer en plena noche tras ganar al Fenerbahçe, ha abonado los dos millones de euros de cláusula para desvincularse al completo de la entidad merengue. Horas después de que la franquicia NBA hiciera oficial su fichaje, el argentino ha publicado su particular despedida en las redes sociales.

Noticias relacionadas

"Quiero aprovechar estas líneas para despedirme de toda la gente del Real Madrid. De los aficionados, que me cobijaron desde el primer día que llegué al club, de los compañeros que tuve en estos tres años y también de cada uno de los integrantes del staff", ha indicado en esta pequeña misiva publicada. Según Deck, que firmó en 2018 con el equipo blanco, ha recordado sus "momentos hermosos e inolvidables en el club".

"Me llevo los mejores recuerdos. Ahora me espera otro desafío, para mi vida y mi carrera. Cuando era chico y jugaba con mi hermano Joaquín, soñaba con la NBA. Era algo muy lejano. Hoy voy a tener la posibilidad de estar ahí", ha explicado en relación a su salida a la competición norteamericana.

"Agradezco a todos los que me han acompañado en el camino. A toda mi familia, a mi novia Tamara, a mis amigos y a toda la gente que me ha escrito en estos días. Fueron muchísimos", ha concluido en su despedida. Deck, que tenía que renovar con el Real Madrid, ha firmado por cuatro temporadas con los Thunder. Sin embargo, según han publicado en Estados Unidos, solo tiene asegurada su continuidad en el equipo hasta 2022. En lo que queda de temporada cobrará cerca de cuatro millones por curso.

El 'nuevo' Real Madrid

El equipo merengue conocía las intenciones de Deck de irse a la NBA, pero su marcha tras ganar un partido determinante de Euroliga, a pocas horas de jugar El Clásico y con un tramo de temporada nada sencillo, su baja era un golpe muy duro para el equipo de Pablo Laso. Sin embargo, en las oficinas del Real Madrid no han tardado en reaccionar y se han convertido en los grandes protagonistas del mercado de fichajes.

El club capitalino ya tiene entre su plantilla Vincent Poirier, exinterior del Baskonia cuya aventura en la NBA no ha llegado a buen puerto. El francés iba a firmar en verano, pero finalmente, y dada la urgencia de reforzar el equipo tras la marcha de Deck, estará disponible para todos los partidos que quedan de la ACB. En Euroliga no puede ser inscrito, pero supondrá un alivio tenerle en la competición doméstica.

Su incorporación, además, será solo una de las tres ya cerradas para el año que viene. A Poirier se sumarán Henry y Heurtel, incorporaciones pactadas y que pondrán al Real Madrid entre los mejores equipos a nivel de plantilla de todo el continente.

[Más información - Tristan Vukcevic, la última perla del Real Madrid: 18 años, clave ante el Barça y proyección como Doncic]