Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, comentó que para derrotar el Khimki, su rival este martes en Moscú, deberán "hacer un esfuerzo defensivo desde el inicio", reconociendo que el equipo "está trabajando bien atrás". Los blancos acumulan una dura semana con tres citas, todas ellas fuera de casa, justo además cuando la Euroliga entra en un momento clave.

Noticias relacionadas

"Vamos a tener tres partidos en una semana, los tres fuera de casa más los dos que hemos jugado esta semana pasada. Hay esa sensación de acumulación de partidos. Recuperamos algún efectivo, pero perdemos también alguno por el camino", dijo Laso a los medios del club. La realidad es que los problemas físicos se acumulan y que el equipo podría tener una baja más.

"Me preocupa más que el equipo esté bien físicamente y podamos dar respuesta al rival. Además de saber que ya estamos entrando en una fase decisiva en las competiciones y hay que mantener o aumentar el nivel que hemos estado dando hasta ahora, que creo que está siendo muy bueno", añadió. Laso detalló después la situación de Trey Thompkins y un Carlos Alocén que ha tenido un percance en el último entrenamiento.

El Khimki lleva 17 derrotas consecutivas y es, claro, último. "Cuando un equipo del nivel del Khimki, con los jugadores que tiene y con la capacidad de anotación que tiene, está en una racha negativa, más cerca tiene la victoria. Para nosotros es obligatorio estar muy atentos y concentrados para este partido", indicó.

"Ellos, con las bajas que han tenido, están sufriendo más en el juego interior pero tienen buenos anotadores y tienen mucho peligro. Shved es un referente por su capacidad para anotar, pero luego tienen otros jugadores que están cumpliendo como Mickey, Bertans, Zaytsev o Karasev. Nos obligarán a hacer un esfuerzo defensivo desde el inicio", siguió el técnico.

Las lesiones

Trey Thompkins viaja y también Jeffery Taylor, por lo que se quedan en casa los lesionados: Sergio Llull, Rudy Fernández, además de Anthony Randolph que no jugará en lo que resta de temporada. "En principio, recuperamos a Taylor y viajamos a Rusia con 13 jugadores. Los 12 que jugaron el sábado más Taylor, pero con la duda de Thompkins, que se hizo un esguince el pasado sábado, y de Alocén, que se ha hecho un esguince en el entrenamiento de este lunes. Vamos a ver cómo están en las últimas horas", apuntó Laso.

El entrenador quiso poner el acento en el trabajo defensivo del equipo. "El equipo, en las últimas semanas, está trabajando muy bien atrás. La sensación es que a los equipos les cuesta anotarnos y, en líneas generales, el trabajo defensivo está siendo muy bueno durante el año. Siempre aspiramos a mejorar, pero sabemos que, obviamente, dejar al rival en cero puntos es imposible", finalizó Pablo Laso.

Abalde

Alberto Abalde también dio las claves de por dónde puede pasar la victoria. "Khimki tiene muy buenos jugadores, muchos anotadores y tiradores. Es un equipo con mucho peligro que nos exigirá estar a tope y muy concentrados desde el inicio para hacer las cosas bien e intentar sumar otra victoria. Ahora mismo Khimki tiene pocos interiores puros. En su lugar están apareciendo jugadores con mucha amenaza exterior y eso lo convierte en un equipo peligroso. Tenemos que ser serios, mostrarnos muy sólidos y controlar los aspectos básicos del juego. Debemos ser duros en defensa, controlar el rebote y, a partir de ahí, meter ritmo al partido. Si lo logramos, nuestras opciones de triunfo crecerán", explicó el gallego.

[Más información: Tavares hace récord y el Real Madrid acaba con la lucha de San Pablo Burgos]