Duelo de pistoleros en el Oeste de la NBA. El segundo partido consecutivo entre los Dallas Mavericks y los Golden State Warriors mejoró el primero y dejó un increíble duelo entre Luka Doncic y Stephen Curry que se llevó el esloveno. El equipo texano sigue mejorando después de una mala racha de derrotas y el exjugador del Real Madrid vuelve a recuperar sensaciones desde la larga distancia. Los aficionados de la mejor liga del mundo disfrutaron ante el espectáculo anotador de ambos.

Noticias relacionadas

Doncic aportó un doble-doble de 42 puntos, 11 asistencias y siete rebotes para firmar el 134-132 con el que superó a los Warriors. En 38 minutos de juego, Doncic encestó 12 de 23 tiros de campo, incluidos 7 de 12 triples, y 11 de 14 desde la línea de personal. Eso sí, enfrente tuvo a un Curry superlativo que anotó 57 puntos. Doncic empató el récord de su carrera, pero no pudo superar a la segunda mejor noche anotadora de la carrera de la estrella de Golden State.

Aún así, llevó a los Mavericks a la victoria y los ayudó a detener una racha de seis derrotas en casa, la segunda más larga en las 13 temporadas de Rick Carlisle como entrenador. Kristaps Porzingis aportó un doble-doble de 18 tantos, 10 rebotes y tres asistencias y Josh Richardson llegó a los 17 puntos para acompañar a Doncic. El esloveno dejó unos 'highlights' que le seguirán aupando para conseguir uno de los objetivos individuales de la temporada: su segunda llamada para el All-Star.

Curry lideró el ataque de su equipo con 52 tantos en 37 minutos sobre la pista de juego al encestar 19 de 31 tiros de campo, incluidos 11 de 19 triples, y 8 de 8 desde la línea de personal, tuvo dos rebotes y cinco asistencias. Ese gran acierto desde la larga distancia fue el máximo de la temporada. La única vez que el dos veces MVP anotó más en un partido fue cuando logró 62 puntos hace aproximadamente un mes en una victoria sobre los Portland Trail Blazers.

El alero canadiense Andrew Wiggins consiguió 22 tantos y el escolta reserva Kent Bazemore aportó otros 20, pero Oubre Jr., volvió a dar la de arena al quedarse con 14 puntos después de fallar 11 de 16 tiros de campo, incluidos 4 de 6 triples.

El alero mexicano estadounidense Juan Toscano-Anderson, que siguió de titular, se convirtió en el mejor jugador de los Warriors dentro de la pintura al capturar 10 rebotes, todos defensivos, en los 34 minutos que disputó. Toscano-Anderson también aportó dos puntos en el único tiro que hizo a canasta, repartió dos asistencias y recuperó dos balones.

Halagos

Los entrenadores se rindieron a sus jugadores. "Qué exhibición de baloncesto", declaró Carlisle. "Realización de jugadas y tiros increíbles toda la noche. Curry y Doncic fueron espectaculares. Ambos equipos jugaron con mucho corazón y mucha alegría. Es algo grandioso para ver". "Nunca ha jugado mejor", declaró el entrenador de los Warriors, Steve Kerr. "Nunca lo había visto así. Obviamente, siempre ha sido un tirador increíble. Se ve más fuerte. Es casi insondable lo que está haciendo allí".

[Más información: Luka Doncic, cuarto jugador más votado para el All-Star en el Oeste]