El mejor jugador de la Supercopa Endesa ACB, el base del Real Madrid Facundo Campazzo, aseguró, tras ganar al Barça en la final, que el equipo blanco tiene "un hambre tremenda" y "nunca pierde la ambición", a pesar de los títulos que van acumulando. El equipo blanco ganó su séptimo título de esta competición tras vencer al conjunto azulgrana por 72 a 67 en Tenerife.

Noticias relacionadas

La profesionalidad de Campazzo quedó demostrada con su exhibición con 21 puntos para ser el mejor del equipo de Pablo Laso. Además, habló sobre esa posibilidad de salir a la NBA. "Por el momento me quedo dándolo todo por el Madrid. Para ganar al Barça no solo teníamos que tener actitud y ganas, hay que jugar muy bien, y lo hemos hecho al final", expuso el base.

En la rueda de prensa posterior al encuentro, el jugador sudamericano relató que estuvieron "muy serios" este fin de semana para vencer al Iberostar Tenerife y al Barça, que son "dos equipos muy duros". Campazzo dijo que los madridistas hicieron un "juego inteligente" para ganar la final, para lo que fueron “muy sólidos” por momentos.

El base argentino comentó que "siempre es bueno empezar con el pie derecho" para tener una "buena temporada", por lo que "fueron en busca de la Copa y defender el título otra vez". "Estos jugadores son grandes, tienen una ambición y un hambre tremendas. Nunca pierde la ambición, que se va renovando continuamente", afirmó. 

El base argentino del Real Madrid se ha hecho con el galardón del mejor jugador de la Supercopa Endesa ACB. Campazzo anotó 21 puntos y sumó 19 créditos de valoración en la final ante el Barça. Mientras tanto, en las semifinales ante el Iberostar Tenerife anotó 9 puntos, capturó 5 rebotes y sumó 16 créditos de valoración.

Su entrenador, satisfecho

El entrenador del Real Madrid, Pablo Laso, también habló sobre el futuro de su jugador. "Es jugador del Madrid. Ha hecho una gran Supercopa. No pienso en el futuro. Nos ha ayudado a ganar y ha demostrado su compromiso con el club. Estamos encantados de que haya sido el MVP, pero podría haber sido cualquier otro", explicó el técnico blanco.

El vaso aseguró que "aumentar el nivel de concentración" tras el descanso fue "clave" para que su equipo pudiera "mantenerse en el partido" y derrotar al Barça en la final de la Supercopa.

En la rueda de prensa posterior al encuentro, el técnico merengue señaló que en la primera parte habían "jugado muy bien", pero destacó que había tres aspectos que les estaban penalizando: el porcentaje de tiro, las pérdidas y algún rebote ofensivo.

En la segunda mitad, agregado, a pesar de que jugaron "peor", aumentaron el nivel de concentración y solventaron esos problemas. "La concentración fue clave para mantenernos en el partido en momentos difíciles y sacar el carácter", reiteró. 

[Más información: Pablo Laso, Campazzo y Abalde asestan el primer golpe al nuevo megaproyecto del Barça]