El Real Madrid llegaba a Atenas con todo en contra. La afición, probablemente los árbitros y las plantillas. La baja asegurada de Campazzo no estaba en los planes y sin bases había que plantar cara a un Panathinaikos con estrellas como Calathes o James. Con todo ello tenía que lidiar el equipo de Laso y tardó en empezar a hacerlo. (Así vivimos el partido en directo).

Noticias relacionadas

Pocos inicios tan catastróficos se conocen en la era de Pablo Laso. Un 20-0 de parcial en apenas cinco minutos hacía temerse lo peor a todo seguidor merengue. El Madrid no estaba en cancha aunque sus cinco jugadores ocuparan espacio en el parqué. No salía nada pero, para más inri, tampoco se hacía hincapié alguno en lograr que saliera. El conjunto blanco estaba haciendo a la perfección justo todo lo que no se debía hacer. Hasta que Laso rotó todo el quinteto salvo Doncic, Panathinaikos destrozó todo a su paso. James, Calathes y Gist ridiculizaban a la defensa visitante mientras Antetokounmpo metía el máximo miedo posible en los atacantes merengues.

Tragedia griega

Al griego le salió mal la jugada porque rápidamente se cargó de faltas y ahí se movió bien el Madrid para lograr la remontada. Thompkins se hacía con el mando en ataque y castigaba en la pintura donde, hasta el momento, no se habían llevado balones. Del 20-2 al 23-13. Era otro equipo o al menos eso parecía. Rudy imprimía cierta intensidad y los tiros libres se convertían en un gran recurso. Los fallos en el bando heleno empezaron a tener presencia y ni las decisiones arbitrales, que hacían reír a Doncic, despistaban. 26-13 tras un mal último minuto y había partido con tres cuartos por delante.

Aprovechó esa gasolina Ayón. Gran salida con un robo y dos canastas que recortaban aún más las distancias. Había muchas esperanzas y el mexicano era clave. Pero ese minuto de revolución y ansias merengues quedó en nada. Desde el triple rompió la dinámica del Madrid Denmon y con su velocidad y agresividad hacia el aro hizo lo propio Mike James. Comenzaba de nuevo la apisonadora griega. Y eso que Carroll y Randolph parecían dar cierta movilidad en ataque. Del 33-23 de la esperanza Calathes hizo un show hasta el 46-30 que cerraba antes del descanso.

EMPIEZA EL SHOW ARBITRAL

El tiempo se agotaba y recortar distancias parecía algo imposible. Subían los nervios en el Real Madrid y con ellos la desesperación e impotencia. No salía nada y Panathinaikos estaba de dulce en ataque. Mientras la defensa blanca se deshacía al más mínimo movimiento, los de Pascual pusieron toda la carne en el asador. Dureza que no se señalaba y que crecía hasta asfixiar los ataques de Doncic, Carroll y compañía. Taylor sufría los golpes verdes pero el trío arbitral ni se inmutaba. Laso perdía los nervios y la técnica hizo acto de presencia.

Tragedia griega

EL MADRID DICE ADIÓS CON 14 MINUTOS POR DELANTE

Casi siete minutos por delante y el camino hacia el +30 se iba recortando. Fue Lojeski, de nuevo en el perímetro, quien redondeaba un 70-40. No le supo a poco y repetir sirvió para sentenciar con 77-44. Y es que antes los de Laso solo podían mirar. No encontraban ninguna respuesta en el ataque del Madrid. Rudy no sumaba dos tiros libres, Tavares apenas metía miedo en la pintura y el desequilibrio de Doncic no estaba por ninguna parte. El 61-35 a falta de cinco minutos hablaba por si solo y las cosas solo fueron a peor.

DERROTA Y A ROTAR

Xavi Pascual no cambiaba su equipo y quería aplastar. Herir lo máximo al rival con el resto de partidos de la eliminatoria por delante. Laso no cayó en la trampa y cedió el partido. Minutos para Yusta que al menos ponía algo de tensión en la cancha. Randle, a pesar de sumar alguna que otra canasta, todavía se mostraba temeroso a la hora de atacar. El OAKA le estaba comiendo, aunque esa sensación se había extendido a todo el equipo. Calathes desplegaba su repertorio de asistencias, batía el récord de los playoff con 16 pases de canasta y ahí ya empezaron los cambios. Con el modo pachanga instaurado en la pista, Lekavicius y Vougiukas aprovecharon para hacer sangre. Pésima derrota del Madrid con datos de rival abrumadores: 12 de 22 en triples, 15 rebotes de diferencia y un 95-67 para olvidar. La defensa del Madrid, desde luego, se abrasó en el infierno.

PANATHINAIKOS 95-67 REAL MADRID

Panathinaikos: Calathes (11), James (24), Singleton (5), Antetokounmpo (6), Gist (8) -cinco inicial-Pappas (3), Denmon (9), Vougioukas (4), Lekavicius (2), Gabriel (9), Lojeski (6), Payne (8).

Entrenador: Xavi Pascual.

Real Madrid: Doncic (10), Taylor (2), Causeur (0), Randolph (11), Tavares (12) -cinco inicial- Reyes (0), Yusta (4), Ayón (8), Rudy (3), Randle (8), Thompkins (12), Carroll (4).

Entrenador: Pablo Laso.

Árbitros: Lamonica, Javor, Latisevs.

Parciales: 26-13 | 20-17 | 31-14 | 18-23

Incidencias: Primer partido de la serie de playoffs que se disputó en el pabellón OAKA (Atenas).

  95 - 67  
PANATHINAIKOS vs REAL MADRID