Las obras del Santiago Bernabéu han sorprendido este viernes con la aparición de un nuevo carro en las alturas. Además, a simple vista apenas se divisaba, pero bastaba dar una vuelta por el estadio del Real Madrid para ver ese misterio en lo más alto del coliseo merengue. El carro de traslación izado ha abierto la duda de si se pondrá en funcionamiento inmediatamente, pero todo apunta a ser una simple prueba para los próximos días de trabajo.

Noticias relacionadas

Como se puede observar en el vídeo compartido por Viajar es lo mío, usuario habitual en las obras del campo del Real Madrid, la atención en el estadio se ha concentrado en esa zona. Es el segundo carro que se encuentra en esa cercha y, en el momento de las imágenes, se estaba prudiciendo la introducción de todo el cableado necesario.

Lo más razonable es que ese carro de traslación izado haya supuesto una prueba de los trabajadores para no errar posteriormente. Una vez se tengan todos los datos necesarios, la primera cercha tendrá que ser movida y ya, posteriormente, izado de nuevo el carro. El cambio de rasante que se produce, con un paso de curvo a recto, es una de las explicaciones a esta prueba en las obras. De esta manera se evitan problemas en el momento del trabajo más importante con la cercha, es decir, es una forma de previsión ante las complicaciones que puedan surgir.

Además, la cercha que se encontraba en las inmediaciones y que parece estar terminada, sigue siendo foco de trabajo para todos los operarios. En lo que respecta a las torres, su avance es notable en las imágenes, al igual que en otras zonas como Padre Damián o Rafael Salgado, donde la actividad para sacar tierra ha continuado durante toda la jornada.

El misterio de los pingüinos

Las últimas horas de las obras del Santiago Bernabéu han estado marcadas por un troleo que en redes sociales se ha extendido con gran facilidad. Tanto que hasta medios internacionales como Infobae, de Argentina, dieron voz a la noticia de que se habían avistado dos pingüinos en el interior de las obras del estadio merengue. Sin embargo, todo se trataba de una especie de broma o campaña de uno de los youtubers que acostumbra a seguir las actualizaciones del campo del Real Madrid.

Javier Caireta editó un vídeo para que aparecieran de fondo dos pingüinos andando en una de las estancias del Santiago Bernabéu. Pasaban algo desapercibidos para los trabajadores de las obras, pero no para los espectadores del vídeo. Las imágenes corrieron como la pólvora en redes y "Bernabéu" se convirtió en tendencia en España. Javier Caireta, que en su canal El Fullok publica diferentes vídeos sobre las obras merengues, ha aclarado que todo se trataba de una broma e incluso ha explicado cómo ha realizado todo el montaje de las imágenes. En Chamartín no hay pingüinos, aunque sí un estadio que sigue creciendo para hacer historia.

[Más información - Obras Santiago Bernabéu: las imágenes nunca vistas, del túnel a la sala de prensa]