Y Pogba volvió a jugar con el Manchester United. Tras dos meses y medio sin hacerlo, el centrocampista francés reapareció con los red devils el pasado domingo ante el Watford. Fueron apenas 27 minutos en los que no pudo evitar la derrota de su equipo (2-0), pero para muchos ya fue un triunfo verle sobre el césped de nuevo a las órdenes de Ole-Gunnar Solskjaer. Algo impensable para la gran mayoría solo unas semanas antes de que ocurriera.

Noticias relacionadas

La normalidad vuelve entre Pogba y el United o al menos eso es lo que tratan de aparentar el jugador y su agente Mino Raiola. "Pogba quiere quedarse en Manchester y ganar títulos con el club", decía el representante italiano hace una semana antes de que su jugador volviera de su lesión. Allanó el terreno para su reaparición tras saber que el Real Madrid no le ficharía en enero. Tras meses de pelea por la decepción de no dejarle salir rumbo al Santiago Bernabéu en verano, Pogba y Raiola debían recular.

El mejor panorama para Pogba es volver a jugar en Manchester y tranquilizar la situación hasta verano. No le conviene apartarse y más cuando tras la temporada se jugará la Eurocopa a la que espera acudir como uno de los pilares de la Francia de Deschamps. Después de varios meses de especulaciones ahora todo apunta a que Pogba aguantará en el United como mínimo hasta finales de junio.

El cambio de Zidane

Pogba esperaba un guiño del Madrid para este mercado invernal. Su deseo es jugar de blanco a las órdenes de Zinedine Zidane, su principal valedor en la Casa Blanca. Pero algo ha cambiado en el técnico galo, que ha pasado de insistir hasta la saciedad en el fichaje de su compatriota en verano a aceptar que no vendrá tampoco en enero. Las razones del cambio de pensar de Zidane son dos principalmente: el precio ante la poca disposición del United a vender a su estrella y la gran irrupción de Fede Valverde.

Pogba, calentando con el Manchester United Reuters

El uruguayo ha ocupado el hueco que Zidane había reservado a Pogba y lo está haciendo muy bien. De ahí que el fichaje del francés haya dejado de ser una prioridad. En el club creen que fichar a Pogba -aparte de su alto precio- podría cortar la progresión del talentoso centrocampista de solo 21 años. Para Zidane son compatibles, pero con Valverde ya no ve en Pogba una pieza imprescindible en su equipo como sí lo veía en verano.

Pogba, contrato hasta 2021

Que el Madrid no vaya a fichar a Pogba en enero y Raiola haya dicho que su representado quiere ganar títulos en Manchester no significa que en verano no se vuelva a hablar de su salida. Hay un factor que pondrá a tiro al bueno de Paul del club blanco el próximo mercado estival. Si en los próximos meses Pogba no renueva con el United, al final de la presente temporada solo le quedará un año de vínculo con los red devils y estos deberán ceder esta vez a los deseos del jugador si no quieren arriesgarse a dejarle marchar gratis doce meses después.

El nombre de Pogba seguirá sobre la mesa del Madrid. Zidane le quiere y, aunque haya dejado de verle imprescindible, podría pedir al club otra intentona más el próximo verano. Mientras, el United presionará para que Pogba renueve su contrato en los próximos meses y la Juventus también se irá posicionado para tratar de 'recuperar' al futbolista nacido en Lagny-sur-Marne. El culebrón Pogba no ha acabado.

[Más información: Raiola confirma el interés del Madrid por Pogba... pero cierra la puerta a su salida del United]