Luis Suárez y Sergio Ramos durante El Clásico

Luis Suárez y Sergio Ramos durante El Clásico Reuters

Fútbol

LaLiga pide a la RFEF que el Barcelona - Real Madrid del 26-O se juegue en el Santiago Bernabéu

Los altercados que se están sucediendo en Cataluña han provocado que pueda alterarse el orden de los estadios entre primera y segunda vuelta.

Noticias relacionadas

El calendario puede dar un vuelco así como la situación entre los dos grandes del fútbol español. LaLiga ha pedido que tras los hechos que están sucediendo en Cataluña se altere el orden de los encuentros entre el Real Madrid y el Barcelona, y el próximo Clásico del sábado 26 de octubre se juegue en el Santiago Bernabéu y no en el Camp Nou.

La petición de LaLiga llega después de presenciar los terribles sucesos que han tenido lugar en la comunidad autónoma catalana después de que el Tribunal Supremo dictase la sentencia del 'procés', por la cual, por ejemplo, Oriol Junqueras ha sido condenado a trece años de cárcel por sedición y malversación o los 'Jordis' a nueve años.

Las condenas han suscitado malestar en parte de la sociedad catalana, en aquellos que están a favor de la independencia. Los clubes de fútbol también mostraron sus posturas. Mientras el Espanyol dejó claro que son una institución plenamente deportiva, el Barça emitió un comunicado oficial condenando el dictamen del Tribunal Supremo.

El Clásico del Camp Nou, en peligro

"La resolución del conflicto que vive Catalunya pasa, exclusivamente, por el diálogo político. Por eso, ahora más que nunca, el Club pide a todos los responsables políticos que lideren un proceso de diálogo y negociación para resolver este conflicto, que también debe permitir la liberación de los líderes cívicos y políticos condenados", escribió el club blaugrana minutos después de conocerse la sentencia.

Caos en Cataluña

Desde el primer momento, los independentistas se lanzaron a las calles. Cortaron carreteras, se movilizaron en El Prat impidiendo el buen funcionamiento del aeropuerto de la Ciudad Condal, así como también atacaron las vías del tren. Todo ello el lunes, pero el martes la situación se puso aún más complicada.

Imágenes de los actos violentos de este martes en Barcelona

Imágenes de los actos violentos de este martes en Barcelona Efe

Agresiones en las calles por parte de los 'indepe', contenedores quemado, fuego por Barcelona, cargas policiales y mucha inseguridad ciudadana. La situación que se vive en toda Cataluña es límite y por ello LaLiga ha decidido tomar cartas en el asunto temiendo que El Clásico sea el escenario elegido por los aficionados del Barça que quieren la independencia, así como por otros secesionistas, para montar un espectáculo lamentable ante los ojos de todo el mundo.

Desde LaLiga aseguran que la iniciativa planteada por el organismo presidido por Javier Tebas viene por el temor a los problemas que puede haber el próximo sábado 26 en la capital catalana, debido a esa inseguridad que se respira en toda la comunidad autónoma española. La propia institución ha mandado un escrito a la Real Federación Española de Fútbol porque "hay riesgo cierto y grave de alteración del orden público".

Desde la RFEF se ha admitido a trámite y será el Comité de Competición el que tenga la última palabra. "En función de causas de fuerza mayor da traslado del escrito al Comité de Competición para que decida de máxima urgencia en los próximos días", remite el máximo estamento del fútbol español.

Decisión del Comité

En los próximos días se conocerá la resolución del Comité de Competición. Al verse comprometida la seguridad de los aficionados que puedan acudir al Clásico del fútbol español en el Camp Nou, así como del propio Real Madrid, el partido podría disputarse en el Santiago Bernabéu el ya citado sábado 26 de octubre, siendo el encuentro de la segunda vuelta, fijado para el fin de semana del 1 de marzo, en el Camp Nou.

No hay que olvidar que los incidentes de los últimos días se han saldado con 51 detenidos y 125 personas atendidas por los servicios sanitarios. El Clásico ya ha sido declarado de Alto Riesgo por el Ministerio del Interior.

Precedente

Justo después del 1 de octubre del 2017, el Barcelona recibía en el Camp Nou a Las Palmas, en encuentro correspondiente a La Liga. Aquel día se celebró en Cataluña el referéndum ilegal independentista y el club azulgrana pidió, tanto a la Federación como a LaLiga, la suspensión del encuentro por la convulsa situación que se vivía en la Ciudad Condal. El choque acabó disputándose a puerta cerrada ante la amenaza de algunos aficionados de invadir el campo si se disputaba el partido. 

[Más información: El Barça se 'independiza de sus seguidores y baja a Regional]