Luka Modric vio la roja durante el primer partido de La Liga para el Real Madrid en la 2019/2020. Sin llegar a la hora del encuentro, el croata hacía falta a Denis Suárez. Después de unos instantes de incertidumbre, en los que Estrada Fernández no dejaba sacar la falta, el colegiado catalán fue a revisar las imágenes de la acción tras ser avisado por el VAR.

Noticias relacionadas

Una vez vio toda la jugada y la repetición de cerca de la infracción, el árbitro regresó al terreno de juego para mostrar la tarjeta roja a un Modric que nunca había sido expulsado antes. Sin explicarse la decisión de Estrada Fernández, el croata se encaminó al túnel de vestuarios para después reivindicarse en sus redes sociales.

"Expulsión por una acción fortuita... en la vida haría intencionadamente una entrada así a un compañero. ¡Totalmente involuntaria!", escribía el futbolista en su cuenta personal de Twitter. Un mensaje que acompañaba de unos emoticonos. No solo él no entendió la roja, sino que muchos no se explican como una acción así es merecedora de expulsión, ya que no hay ningún tipo de intencionalidad para hacer daño del internacional croata.

Nuevas reglas

Según dicen las nuevas reglas del fútbol, las faltas por detrás, sin posibilidad de llegar al balón, a la altura del tendón de Aquiles, serán castigadas con tarjeta roja y, en el caso de que árbitro tenga que parar el partido, el balón se reanudará con el equipo que estaba en posesión del mismo. Es por esto por lo que al revisar la jugada Estrada Fernández decidió que la acción protagonizada por Modric se ajustaba a la regla para ser castigada con la expulsión.

[Más información: Bale renace en Balaídos y el Real Madrid de Zidane se reivindica ante el Celta]