Tras la incorporación del VAR en las grandes ligas la pasada temporada -salvo en la Premier League, que se ha introducido en esta-, el deporte rey sigue evolucionando. Una serie de cambios en el reglamento del fútbol, que se aprobaron hace unos meses, prometen revolucionar un deporte que año tras año va innovando. 

Noticias relacionadas

Nuevos equipos, jugadores, entrenadores y nuevas normas arbitrales que se han empezado aplicar desde la primera jornada liguera. Este reglamento toca casi todos los aspectos del juego, desde los cambios hasta la forma de actuar en una situación de mano. 

Aspectos generales del juego

En lo referido a ello, existen numerosos cambios que podrán hacer que se pierda menos tiempo durante el partido. A partir de ahora, cuando un jugador es sustituido, saldrá por la línea del limite de campo más cercana y no por el centro donde le espera su compañero. A su vez, las tarjetas amarillas y rojas volverán aparecer en lo que se refiere a miembros del cuerpo técnico, por lo que ya no se les notificará su expulsión con un aviso. 

Acostumbrados a no ver a ningún jugador dentro del área cuando el portero saca, esto dejará de ser así, por lo que el balón no tendrá que salir del rectángulo para que lo toque un segundo jugador. También el cancerbero se puede encontrar con un contrario dentro del área y está permitido que este le robe el balón al considerarse una reanudación inmediata del juego. 

Marcelino, tras ser expulsado durante un partido EFE

En lo relacionado a los penaltis, el guardameta ya no estará obligado a tener los dos pies sobre la línea de gol debido a que bastará con tener uno. Sobre las barreras, queda prohibido que los atacantes se integren en ellas cuando se lance una falta. Esto hará que deban situarse al menos a un metro de los defensores. 

El bote neutral desaparece. Cuando exista una situación en la que se para el juego, el balón se devolverá al equipo que tenga la posesión y el jugador contrario tendrá que estar a cuatro metros. En caso de que la pelota toque en el árbitro y cambie la posesión, se parará el juego y se devolverá.

Las manos

Se invalidará cualquier gol marcado con la mano, accidental o no, o cualquier otra mano que sirva para crear una ocasión de gol. Además, si el defensa tiene el brazo más extendido de lo habitual dentro del área, el árbitro señalará penalti. Todo esto se une a que se señale una infracción cuando se juegue el esférico de forma intencionada y si el brazo se encuentra por encima del hombro. 

Las faltas

Las faltas por detrás, sin posibilidad de llegar al balón, a la altura del tendón de Aquiles, serán castigadas con tarjeta roja y, en el caso de que árbitro tenga que parar el partido, el balón se reanudará con el equipo que estaba en posesión del mismo. Los pisotones, aunque sean de forma involuntaria, se amonestarán con tarjeta amarilla.

Dembélé y Raúl Navas REUTERS

Sobre las amonestaciones, los árbitros también van a observar con mucho detalle a los jugadores cuando sacan los brazos para protegerse de espaldas: si tocan la cara del rival será amarilla. Si sacan el codo, será roja. Si hay dudas todo dependerá de la intensidad de la jugada, con lo que aquí juega la interpretación del colegiado. Si el balón no está en juego y alguien toca la cara del rival, aunque sea leve, se podría expulsar.

Si una ocasión manifiesta de gol se corta la pelota con la mano, tanto fuera como dentro del área y no tiene ninguna intención de jugar el balón, se castigará con tarjeta roja, pero si es una jugada normal valdrá con mostrar la amarilla.

Los árbitros

El gol no se considerará válido si el último que toca el balón es el árbitro. Si este se encuentra dentro del área, se entrega la pelota al portero. 

- Si el colegiado está fuera del área se entrega la pelota al último equipo que haya tocado el balón.

- Si después de golpear el árbitro el balón cambia de bando, se le devuelve al equipo que lo tenía antes de ese lance. 

- Si después de dar en el árbitro cambia la jugada y aparece una nueva situación de ataque significativa, se detiene el juego y se devuelve el balón al equipo que lo tenía. 

[Más información: Una chilena espectacular de Aduriz sentencia al Barcelona en su debut liguero]