Noticias relacionadas

El Real Madrid mostró dos caras en Valladolid. Una mala, como la de las últimas semanas, y una buena de un equipo que es capaz de renacer de sus cenizas. Solari se dio una tregua, a pesar de que al descanso todo parecía indicar que no llegaría al lunes como entrenador merengue. [Narración y estadísticas: Valladolid 1-4 Real Madrid]

Tenso y nervioso entró un Madrid que solo mejoró cuando tocó fondo. Con el 1-0 y después de salvarse de una goleada en los primeros compases del encuentro, un gol de Varane fue suficiente para activar al conjunto merengue. Los errores en las áreas penalizaron a un Valladolid que a pesar de ello dejó mejores sensaciones que el puesto que ocupa actualmente en la clasificación. 

Un apagón en el José Zorrilla puso en peligro el comienzo del partido. Sin luz estuvo varios minutos el estadio y con los plomos fundidos entró el Real Madrid al encuentro a pesar de lo que había en juego. Solari, que castigó la indisciplina de Isco dejando al malagueño en la capital de España, apostó por Ceballos y Asensio en el once ante la plaga de lesiones.

Huracán pucelano y un Madrid nervioso

El Real Madrid mostraba su debilidad ya en los primeros compases del duelo y daba muchas facilidades al Valladolid. El conjunto pucelano dispuso de un penalti a favor y el VAR le anuló dos goles en menos de 20 minutos. El equipo de Solari era un juguete roto en manos de los blanquivioletas. 

Odriozola, superado por completo por Óscar Plano, agarra claramente al delantero y el árbitro señala la pena máxima. Alcaraz, con todo a favor para dar un duro golpe a los blancos en el minuto 12, mandó la pelota al Pisuerga. Y acto seguido el VAR evitó el tanto de Sergi Guardiola al haber fuera de juego de Keko en el inicio de la jugada. 

Anuar celebra el gol del Valladolid al Real Madrid REUTERS

El conjunto merengue sobrevivía por suerte y también se libró cuando en el minuto 18 fue anulado un nuevo gol a Sergi Guardiola por posición ilegal antes de cabecear a la red. Era cuestión de tiempo que terminara abriendo el marcador un Valladolid que era superior ante un Madrid adormilado y al que parecía temblarle las piernas. 

Y los de Sergio González lo lograron antes de que se cumpliera la primera media hora. Centro al segundo palo al que llega Sergi Guardiola, omnipresente en la primera parte, para devolverlo y que Anuar solo tuviera que empujar el balón. El Real Madrid parecía muerto y solo Benzema creaba peligro. Pero una vez más, y como el ave Fénix, renacería de sus cenizas. 

El ave Fénix blanco 

En el minuto 34, Masip no acierta con un despeje y deja la pelota muerta a Varane para que empate. El equipo de Solari había logrado llegar al descanso con igualdad en el marcador, algo que parecía totalmente imposible ante la tormenta perfecta del Valladolid en los primeros minutos. 

Varane marca el empate del Real Madrid en Valladolid REUTERS

Tras el paso por vestuarios siguió dominando el conjunto pucelano, pero ni Antoñito ni Anuar acertaron solos ante Courtois en dos jugadas que pudieron cambiar el partido. Sin embargo, el Madrid conseguiría remontar gracias a un claro penalti de Óscar Plano sobre Odriozola. Los mismos protagonistas que en la primera pena máxima del encuentro, aunque ahora con los papeles cambiados. 

A diferencia de Alcaraz, Benzema no perdonó y el equipo blanco se puso por delante. El francés, el mejor de los de Solari, firmaría un doblete con un gran cabezazo. Se cumplía la hora de juego y, sorprendentemente, el Real Madrid ganaba 1-3 en el José Zorrilla. Cuando peor sensaciones tenía el conjunto merengue dio dos golpes definitivos al Valladolid. 

Benzema marca de penalti el segundo gol del Real Madrid en Valladolid REUTERS

Lo siguió intentando, sin embargo, el equipo de Sergio González. Cop, nada más saltar al campo, mandó un balón al palo. Los blanquivioletas buscaban meterse en el partido y es que el conjunto pucelano, que hacía muchas cosas bien, solo era una víctima de sus errores en ambas áreas. 

Fruto de la desesperación y locura en la que vive ahora el Real Madrid, Casemiro vio la segunda amarilla por impedir un saque de falta en el centro del campo. El brasileño era un fiel del regreso de la situación actual, a pesar del resultado favorable en el luminoso. Quedaban solos diez minutos, pero el Valladolid no entregaba la cuchara. 

Los intentos pucelanos llegaron a su fin con el definitivo 1-4 de Modric. El croata, que tiró del carro y asumió protagonismo en el juego, puso la guinda con una bicicleta y colocando con el interior al palo largo. El Madrid se llevaba los tres puntos y consolidaba, al menos, su plaza Champions tras el empate del Alavés

Valladolid 1-4 Real Madrid

Valladolid: Masip; Antoñito, Joaquín, Galero, Nacho; Anuar (Verde, 63'), Míchel, Alcaraz; Keko (Cop, 73'), Óscar Plano (Enes Anul, 86') y Sergio Guardiola. 

Real Madrid: Courtois; Odriozola, Nacho, Varane, Reguilón (Marcelo, 89'); Modric, Casemiro, Kroos (Valverde, 74'), Ceballos; Asensio y Benzema (Vallejo, 88').

Goles: 1-0, 28' Anuar; 1-1, 33' Varane; 1-2, 51' Benzema (p.); 1-3, 59' Benzema; 1-4, 85' Luka Modric.

Árbitro: Gil Manzano (Comité Madrileño). Amonestó a Odriozola (11'), Reguilón (45+), Nacho (61') y Courtois (63'). Expulsó a Casemiro por doble cartulina amarilla (69' y 79')

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 27 de La Liga que se disputó en el Estadio Zorrilla (Valladolid) ante 21.914 espectadores.