Segundo Clásico de la temporada y el primero de este 2019. El sorteo de las semifinales en el Benito Villamarín el pasado viernes 1 de febrero deparó un duelo entre el Real Madrid y el Barcelona previo a la gran final que se disputará en el estadio verdiblanco -en la otra eliminatoria se enfrentarán el Valencia y el Betis-. El foco está puesto en varios jugadores. Será el primer duelo de este tipo para Vinicius Júnior, quien no disputó ni un solo minuto en el choque del pasado mes de octubre. Karim Benzema es otro de los grandes atractivos, después de encadenar cuatro encuentros consecutivos viendo puerta.

Noticias relacionadas

Además de estos protagonistas u otros como Sergio Ramos, Piqué o Luis Suárez, una de las atracciones de uno y otro bando será esos dos futbolistas especiales que lucen el '10' a su espalda. Lionel Messi dio el susto el pasado fin de semana contra el Valencia y se ha especulado mucho en los días previos a El Clásico sobre su presencia o no ante el Real Madrid. Finalmente, el delantero argentino acabó entrando en la convocatoria de Ernesto Valverde. 'El Txingurri' intentó jugar al despiste en la previa sobre la disponibilidad del rosarino, quien se ejercitó junto al resto de sus compañeros en la última sesión antes del duelo entre los dos grandes de España.

Esta será la primera vez que Messi se enfrente a Luka Modric como flamante ganador del Balón de Oro. El centrocampista croata se hizo con el codiciado, a la par que prestigioso, trofeo dorado el pasado mes de diciembre en una gala celebrada en París. Al evento no acudió precisamente el futbolista del Barça, ni tampoco un Cristiano Ronaldo que había venido alternando el premio con el argentino durante la última década. Modric fue el encargado de romper la dictadura de ambos y ahora se presenta en el Camp Nou, por primera vez, como el 'Rey del fútbol'.

Luka Modric ganador del Balón de Oro REUTERS

Luka Modric se impuso en las votaciones al propio Cristiano, Griezmann, Mbappé y a un Lionel Messi que acabó en un sorprendente quinto puesto. El '10' del Real Madrid, antes de hacerse con el Balón de Oro, ya había ganado el The Best de la FIFA y el premio a Mejor Jugador del Año de la UEFA, entre otras distinciones. Todos estos reconocimientos llegaron después de una temporada para enmarcar tanto con el club blanco como con la selección de Croacia.

Modric, mejor que Messi

A nivel de clubes, el argentino consiguió ganar La Liga y la Copa del Rey durante la temporada 2017/2018. Pero el título más importante, 'La Orejona', dejó en un segundo plano el éxito de los de Ernesto Valverde. Otra vez el Real Madrid se alzó como campeón de la Champions League -por tercera campaña consecutiva-. Otra vez con Modric como el particular director de orquesta del entonces equipo dirigido por Zinedine Zidane

Además, el '10' merengue también tomó la delantera a Messi a nivel de selecciones. La Argentina de Leo hizo aguas en el pasado Mundial de Rusia, mientras que la Croacia de Modric fue la gran revelación del torneo, alcanzado la final para sorpresa de todos y solo siendo superada por una fantástica Francia. Pese al triunfo de los galos, el Balón de Oro del Mundial fue a parar a las manos del madridista. Un jugador especial que ha acabado con la maldición del '10' en el Real Madrid desde el adiós de Luis Figo. Ahora, El Clásico de la Copa pasa por las botas de Luka y Leo. Del Balón de Oro contra el mejor jugador de la historia del Barcelona.

[Más información: Siga en directo la narración de El Clásico entre Barcelona y Real Madrid de la Copa del Rey]