La derrota contra el Eibar obliga a Solari a tomar decisiones de cara a la Roma. Algo no funcionó y hay que empezar a cambiar la imagen este mismo martes. Por eso se esperan cambios. Tampoco drásticos, al fin y al cabo se viene de una buena racha de cuatro partidos, pero parece difícil que vaya a repetir el mismo once contra la Roma que el que se vio en Ipurua.

Noticias relacionadas

Contra el Eibar jugó la BBA y sería una sorpresa si volviera a jugar en el Olímpico de Roma. Solari se plantea romperla para por fin dar entrada en el equipo a Isco. Llega el momento del malagueño que, hasta ahora, se ha tenido que conformar con partir desde el banquillo con su nuevo entrenador. Cinco partidos y cinco suplencias que han generado mucha polémica.

Parece que se trata de una decisión técnica sin más. Isco no está en forma. Ya empezó la temporada lejos de su nivel óptimo (lo que le provocó varias suplencias con Julen), pero la operación por su apendicitis le lastró aún más. Lopetegui le forzó tras su vuelta, pero era evidente su bajo nivel físico, lo que propició que Solari le relegara a la segunda línea.

Gareth Bale se lamenta de una ocasión fallada ante el Eibar REUTERS

La BBA no funcionó en Ipurua

Pero en vistas que la BBA no funcionó contra el Eibar, Solari podría mover alguna de sus piezas para dar entrada a Isco. Viene de jugar con España los dos partidos el pasado parón y en Ipurua jugo media hora. Salió con 3-0 y el partido resuelto, por lo que no pudo hacer mucho por cambiar la imagen. Pero Asensio no aprovechó su oportunidad y ahora le puede tocar a Isco.

Asensio es el principal candidato para caerse del once. Pese a que no fue de los peores en Ipurúa, el mallorquín no generó mucho peligro. Su partido destacó más por las ganas que le puso que por los resultados. Ahora podría volver a perder su sitio. Tampoco Bale estuvo fino, pero sigue siendo uno de los pilares de este Madrid. Benzema, por su parte, fue de lo poco positivo del partido. Está claro que este Madrid necesita un revulsivo e Isco puede ser ese hombre.

La Roma se postula como el escenario perfecto para que Isco rompa su racha de suplencias. En la ida contra el conjunto italiano se salió. Fue el mejor partido de la era Lopetegui, se rozó la excelencia e Isco fue quien llevó en volandas al equipo. Marcó un gol y ahora tiene la oportunidad de verse las caras contra el mismo rival en un partido que debería servir como punto de inflexión para él.

Ceballos celebra con Isco el empate ante Croacia. REUTERS

Lucas y Ceballos, las otras opciones de Solari

La otra opción que maneja Solari sería Lucas Vázquez. El gallego ha contado bastante en los primeros partidos del técnico argentino y es que se ha reencontrado en este fútbol más vertical que se practica con el nuevo entrenador. De ser así, solo le quedaría una vía a Isco para ser titular: el centro del campo. Contra el Eibar, Ceballos cubrió la baja de Casemiro y es la otra posibilidad de Isco para partir de inicio en Roma.

Las cosas serán diferentes si Isco se vuelve a quedar otra vez fuera del once. Si por sexto partido consecutivo se queda en el banquillo, significará que no es un jugador importante para Solari. Es momento de probar cosas nuevas, pero si Isco no está entre sus opciones sería un mensaje claro para el propio jugador. De momento no tienen por qué saltar las alarmas. Cuando se conozca el once de Solari se podrán sacar conclusiones.

[Más información: El Eibar destroza el 'efecto Solari' del Real Madrid]