Lewandowski se lamenta durante un partido del Bayern

Lewandowski se lamenta durante un partido del Bayern Reuters

Fútbol FICHAJES

Reunión secreta entre Zahavi y el Bayern por Lewandowski

El mercado de fichajes ya está cerrado pero la calma entre algunos clubes y jugadores todavía no ha llegado. En el caso de Lewandowski y el Bayern se podría decir que acaba de comenzar. El agente del jugador, Pini Zahavi, se ha reunido en los últimos días con Rummenigge para hablar de la situación del polaco.

Lewandowski no ha pasado un verano nada fácil y su salida del cuadro bávaro ha estado entre las opciones probables hasta el último minuto del mercado. Su intención era salir del Bayern y fichar por el Real Madrid. De hecho, por eso contrató a este nuevo agente: con la única intención de poder cumplir su sueño de vestir de blanco.

Pero las reticencias de la entidad germana y el desmesurado precio de traspaso que siempre han pedido dejaron a Lewandowski como una segunda opción para el Real Madrid. Tras la llegada de Lopetegui, la toma de contacto con la plantilla y la confianza en Mariano, el '9' polaco se ha quedado sin prácticamente opciones también para invierno. Más aún tras el rendimiento de la BBA.

Y por ello, según ha desvelado Bild, ha tenido lugar una nueva reunión entre Zahavi y Rummenigge. Es la primera después de estar todo el verano sin cruzar mayor palabra. El directivo alemán zanjó las conversaciones aplazando cualquier tipo de reunión al 2 de septiembre y Lewandowski ha tenido que esperar hasta dicho día para conocer cuál será su papel esta temporada.

Lewandowski celebra un gol con el Bayern

Lewandowski celebra un gol con el Bayern Reuters

El cara a cara ya ha tenido lugar y Lewandowski piensa únicamente en volver a ganarse la confianza tanto de dirigentes como de aficionados del Bayern. Su petición de fichar por el Real Madrid se ha convertido en algo imposible y solo le queda intentar ganarse el papel de líder en el cuadro teutón.

A sus 30 años ha comenzado de lujo la nueva temporada con seis goles en cuatro partidos. Un tanto cada 54 minutos en el terreno de juego que le devuelven la condición de uno de los mejores delanteros del continente. Su sueño de jugar en el Madrid, aunque parezca lejos, puede tener varios meses clave para reabrir esa puerta.