Durante todo el verano, Mateo Kovacic lleva luchando contra el Real Madrid para lograr su salida del club blanco antes del comienzo de la temporada. Se ha convertido en un tira y afloja en el que desde la entidad merengue no están dispuesto a ceder. El centrocampista ha lanzado un órdago pero se ha topado con un muro para tratar de convencerle de que continúe.

Noticias relacionadas

Kovacic ha pedido su marcha públicamente y parece dispuesto a forzar su salida hasta el punto de no presentarse a los entrenamientos en Valdebebas, a los que se ha incorporado recientemente a la espera de la vuelta del resto del equipo de la gira por Estados Unidos. De momento, este lunes formó parte del grupo -junto a Varane, Casemiro y Marcelo- que se ejercitó con el Castilla.

Lopetegui confía en la continuidad de Kovacic

El Real Madrid y Lopetegui se resisten a dar por perdido al jugador croata. El técnico blanco habló sobre su jugador en su última rueda de prensa previa al partido de la Roma: "Estamos encantados que esté con nosotros", dijo el exseleccionador que añadió que no tenía constancia de que el futbolista se hubiera declarado en rebeldía.

Está por ver hasta dónde está dispuesto Kovacic a llegar para forzar su salida, pero la sensación es que se equivocaría con su marcha del Real Madrid, club en el que está por empezar su cuarta temporada desde su fichaje por el Inter allá por verano de 2015.

Kovacic y Modric, una dupla para beneficiarse

Mateo Kovacic está en un punto clave de su carrera tras el Mundial de Rusia. El centrocampista no tuvo un papel protagonista con Croacia, que alcanzó la final, tras un año complicado en el Madrid en el que una lesión frustró su temporada. Y es que es un jugador fundamental de cara al futuro del Real Madrid y debe serlo cada vez más en el presente al tiempo que Modric cumple años. El '10', a su edad, necesita descanso y que mejor que un compatriota suyo al que ha guiado desde su llegada, porque en el Madrid tiene también otra cosa clara: Modric no saldrá este verano.

Modric y Kovacic celebran la segunda plaza en el Mundial con Croacia Reuters

Kovacic está asentado en el Madrid y en un punto en el que se puede seguir beneficiar de Modric, su mayor referente, para dar el salto definitivo hacia los planos estelares. Son un apoyo el uno para el otro dentro del vestuario y separar su camino de Modric puede ser contraproducente tanto para él, para el Madrid y para Croacia, donde también le ven como su futuro relevo. Su petición de minutos es entendible y demuestra que el jugador posee un carácter competitivo, pero con un poco de paciencia podrá tener en sus manos una oportunidad solo apta para privilegiados.

Tiene un sitio reservado en el Real Madrid

Salir del Real Madrid sería empezar de cero en un club con menos aspiraciones deportivas que en su actual club. Con 24 años, Kovacic tiene definido un sitio en el trece veces campeón de Europa. Se tiene claro cual es su papel actual y cual será una vez Modric no esté. Sin embargo, en cualquier otro equipo debería luchar para hacerse con un sitio. Es capaz de lograrlo, nadie duda de su talento, pero tener un hueco asegurado en el actual campeón de la Champions no es comparable a nada.

Así está la situación de un jugador en el que hay mucha confianza depositada. Ponerse en rebeldía sería un error del que podría arrepentirse toda su carrera. Morata, Özil, Di María... Son muchos los ejemplos de grandes jugadores que fueron cuesta abajo una vez firmaron su salida del Madrid. Lopetegui no le da por perdido y hay una charla pendiente cuando la expedición blanca regrese de su stage por tierras norteamericanas. En el club aún confían en que este capítulo -inexplicable para muchos- pueda acabar en una mera anécdota cuando se recuerde en el futuro.