Antonhy Randolph encesta una canasta en el Real Madrid - Fenerbahce

Antonhy Randolph encesta una canasta en el Real Madrid - Fenerbahce EFE

Baloncesto REAL MADRID 81-77 FENERBAHCE

Randolph y Campazzo son mucho para el Fenerbahce y el Madrid comienza ganando en Euroliga

El alero y el base impusieron su ley junto a Taylor ante un equipo turco que nunca pudo pararles. Los de Laso cerraron el partido en el momento decisivo.

Noticias relacionadas

Triunfo trabajado de principio a fin del Real Madrid ante el Fenerbahce (81-77). Los de Obradovic no pudieron paliar la excelsa dirección de Campazzo y el tino de Taylor y Randolph. Pese a que pelearon hasta el final, los turcos no pudieron firmar la primera victoria en Europa de la temporada. [Narración y estadísticas: Real Madrid 81-77 Fenerbahce]

Con un atardecer de película comenzaba a llegar la gente al Palacio de los Deportes. Sus rostros, ilusionados. Sus manos, temblando y sudorosas. Llull, Rudy, Campazzo, Felipe... muchos eran los protagonistas de las camisetas de una afición alucinada, un año más, con su equipo. La Euroliga ya estaba en Madrid y Fenerbahce era el primer rival del camino a la 11. 

Bailando a ritmo de Taylor

Y que mejor manera de comenzar la competición fetiche de los blancos que haciendo levantar al Palacio tras un parcial de 14-4. Todo le salía bien a un Real Madrid laborioso en los dos lados de la pista. De la mano de un Taylor excelente, 12 puntos en 7 minutos, los de Laso desarrollaban un baloncesto completísimo para desesperación de Obradovic. El alero americano exhibía un nivel de auténtica NBA. Anotando desde dentro con inteligencia, desde fuera con precisión y desde la zona con mates torpedeantes que desembocaron en una ovación apabullante. 

Mate de Jeffery Taylor en el Real Madrid - Fenerbahce de la Euroliga

Mate de Jeffery Taylor en el Real Madrid - Fenerbahce de la Euroliga EFE

Zeljko no daba con la tecla para que el Madrid dejara de anotar con facilidad. Campazzo lograba meter el balón dentro, Tavares ejercía de pared y provocaba siempre una superioridad aprovechada por los blancos. Obradovic, desesperado, pidió dos tiempos muertos en menos de un minuto para parar la sangría, pero el rodillo estaba activado y Fenerbahce no iba a ser capaz de recortarle distancias en el primer cuarto.

Con 31-20 se puso final a un primer periodo dominado de cabo a rabo por los de Laso. Pero la holgada superioridad blanca puso el punto final ahí. Con la salida de Tavares y Campazzo de la pista, Obradovic consiguió bajar el ritmo anotador del choque y ahí es donde el equipo turco se maneja de maravilla. Mientras que De Colo anotaba casi sin fallo, el Madrid no encontraba el modo de hacer daño al Fenerbahce con Laprovittola y Mickey. La defensa de Zeljko comenzaba a funcionar.

De Colo acerca a Fenerbahce

Los de Obradovic conseguían un parcial de 12-5 que les devolvía a un partido que comenzó a malentornarse tras un encontronazo de De Colo con un miembro del cuerpo técnico blanco. El Palacio reaccionó y la polémica llegó hasta la grada de Felipe II. La afición blanca respondía a las provocaciones de un miembro de la zona VIP en dicha zona, mientras que el encuentro se encontraba parado. Este tiempo muerto sirvió para relajar las pulsaciones y para que el juego volviera a ser protagonista.

Volvieron entonces Campazzo y Tavares y con ellos la fluidez al juego ofensivo blanco. Reaccionó bien Laso e impidió que Fenerbahce se marchara al descanso por encima en el marcador (43-42) después de un segundo cuarto notable de los turcos.

Pero el partido siguió fiel al dicho que dice que la alegría va por barrios. Era cuarto impar y era tiempo del Real Madrid. La dupla americana de los de Laso volvía a coger las armas de la nave que dirigía Campazzo a la perfección. Un tapón de Taylor sensacional reactivó al Palacio y a Anthony Randoph. El alero internacional por Eslovenia cogía el fusil nuevamente y anotaba 8 puntos en menos de cinco minutos para devolver los diez tantos de ventaja al Real Madrid (54-44, minuto 26)

Fenerbahce seguía esperando que alguna de sus otras estrellas se sumaran a Williams y De Colo en los momentos difíciles que vivía el equipo, pero el devenir del tercer periodo ya estaba escrito. Un triple final de Campazzo, respondido con una canasta imposible de De Colo sobre la bocina, mandaba el partido al último cuarto con el Madrid nueve arriba (64-55), tras haberle devuelto el parcial del segundo periodo.

El último parcial entraba en escena y el Real Madrid no se iba a dejar sorprender esta vez. Con Campazzo a los mandos y Llull como dos, los de Laso imponían su ley mientras que el transatlántico turco sudaba sangre para logar anotar. Probaba Obradovic a Sloukas, Ali y Westermann contra Campazzo y ninguno era capaz de parar al 'Duende de La Docta'. Con él en pista, el Madrid sumaba un +17 que dejaba clara la superioridad del base argentino. Laso le daba entonces descanso y volvía Laprovittola para resarcirse del parcial que recibió en el segundo periodo.

Campazzo dicta sentencia

El equipo, sin el Facu, volvía a disolverse y el tiburón estambuliota olía la pizca de sangre necesaria para volver a acercarse en el marcador. Un tiro de Sloukas tras una pérdida de Llull ponía el partido en tablas a falta de tres minutos para el final y con el Facu ya preparado para entrar. Con el argentino en pista el Madrid había sido un equipo mucho más compacto tanto en ataque como en defensa y nuevamente quedaba demostrado cuando el Facu volvió a entrar en juego.

Los de Laso encadenaron dos buenas acciones que le dotaron de una ventaja de cuatro puntos a falta de 33 segundos. Fue en ese momento cuando volvió a aparecer la palabra equipo. Defensa intensa y certera que obligaba a Williams a un mal tiro y hacía que el primer partido europeo de la temporada se quedara en Madrid. 

Así pues, el equipo de Laso celebra la primera victoria del año en Euroliga tras un partido muy trabajado en el que el quinteto titular mostró un nivel sobresaliente. Campazzo, Taylor y Randolph fueron los más destacados de un choque que abre el apetito, una vez más, de una afición que quiere La Once. Laso y compañía van a dar todo lo posible por lograrlo y, con el nivel mostrado este jueves, no cabe duda de que el objetivo es más que tangible.

Real Madrid 81-77 Fenerbahce

Real Madrid: Campazzo (14), Rudy (10), Taylor (19), Randolph (15), Tavares (8) - quinteto inicial - Llull (2), Laprovittola (0), Deck (4), Reyes (-), Mickey (9), Causeur (0), Garuba (-).

Entrenador: Pablo Laso.

Fenerbahce: Westermann (0), De Colo (22), Datome (0), Williams (19), Duverioglu (2) -quinteto titular- Mahmutoglu (8), Kalinic (13), Sloukas (5), Candan (-), Ali Muhammed (4), Biberovic (-), Stimac (4).

Entrenador: Zeljko Obradovic.

Árbitros: Lottermoser, Latisevs, Difallah.

Parciales: 30-21| 13-21| 21-13| 17-22

Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 1 de la Euroliga, disputado en el WiZink Center de Madrid.