El Real Madrid se llevó una victoria muy sufrida del Gran Canaria Arena en una tarde muy aciaga desde el triple. Pese a ello, uno de los mejores del choque fue Rudy Fernández. El balear se repartió tanto en defensa como en ataque para mantener a su equipo en el partido. Pero a falta de 40 segundos pidió el cambio a Pablo Laso para que entrase en su lugar Jeff Taylor

Noticias relacionadas

Rudy estaba jugando el partido perfecto, pero sin ese gran acierto que ha demostrado durante toda la temporada. Sus acciones defensivas frenaban en seco a los de Pedro Martínez, que vieron como el balear se echaba la mano a su espalda con evidentes signos de dolor. Una situación que hace encender las alarmas en el Real Madrid, ya que perder a Rudy para las próximas semanas sería un revés muy fuerte para el equipo merengue. 

Tras un despliegue físico muy fuerte tras varios partidos parado, el cuerpo del balear puede haberse visto forzado en algún momento provocando un tirón en la espalda del jugador, que ha intentado seguir, pero rápidamente ha visto que no podía finalizar el partido al 100%. Habrá que esperar a las definitivas pruebas médicas para conocer el alcance de una posible lesión para el '5', aunque el técnico blanco ha confirmado que está bien y solo es un golpe. 

Una semana de 'descanso'

Pese a lo que supondría una lesión del jugador más enchufado de la plantilla, el equipo tiene siete días sin partido, lo que es ideal para recuperar físicamente a todos los jugadores antes de la importante serie de cuartos de final ante el Panathianikos. Un duelo que seguro que Rudy no quiere perderse. Las lesiones en la espalda han sido muy duras para él, ya que en muchas ocasiones le han tenido parado varios meses para buscar una recuperación idónea y sin secuelas. 

[Más información: Tavares se impone en la zona: tapón increíble para frenar a Wiley]