Google nunca ha sido una empresa que haya apostado fuerte por el hardware, pese a la compra de compañías como Fitbit o Motorola. Pero eso está cambiando y poco a poco amplía el ecosistema con más móviles, nuevos altavoces y sí, auriculares inalámbricos.

Noticias relacionadas

El año pasado Google presentó los Pixel Buds 2, los primeros modelos TWS. En 2017 había lanzado los Pixel Buds originales, pero tenían un diseño mucho menos actual.

Ahora la empresa entra de lleno en el terreno de los auriculares económicos, con un precio inferior a los 100 euros. De hecho, los Pixel Buds A cuestan 99 euros, y ese es uno de sus principales argumentos de venta.

Nosotros hemos estado probando durante unos días estos auriculares, y los hemos comparado con los Pixel Buds del año pasado, que cuestan casi el doble.

Características Google Pixel Buds A

Conectividad

  • Bluetooth 5.0.
  • USB-C (estuche de carga).
Sonido
  • Driver de 12 mm.
  • Reducción de ruido pasiva.
  • Ventilación espacial para la reducción de la presión en el oído y la conciencia espacial
  • Micrófonos de doble haz.
Sensores
  • Sensores táctiles capacitivos para música / audio, llamadas y controles del Asistente de Google
  • Sensores de proximidad de infrarrojos individuales para la detección en el oído para reproducir y pausar automáticamente.
Batería
  • Autonomía: Hasta 5 horas de reproducción de música o hasta 2,5 horas de llamadas.
  • Autonomía estuche: Hasta 24 horas de reproducción o hasta 12 horas de llamadas.
  • Carga: 15 minutos de carga proporcionan hasta 3 horas de reproducción de música.
Dimensiones y peso
  • Auricular: 20.7 x 29.3 x 17.5 mm.
  • Estuche: 63 x 47 x 25 mm.
  • Auricular: 5,06 gramos.
  • Estuche: 42,8 gramos (sin auriculares) y 52,9 gramos (con auriculares).

Materiales mejorables con un buen diseño

Los Pixel Buds A mantienen la estética que hizo llamativos a los Buds del año pasado. tenemos una caja en forma de óvalo con un puerto USB C, LED de carga y emparejamiento y botón para enlazarlos a los dispositivos bluetooth.

Estéticamente no hay diferencias en el exterior, salvo el color de la línea divisoria que marca dónde empieza la tapa.

En el interior vemos también pocos cambios, aunque los tonos negros dan paso a un gris mucho menos llamativo. Además, la calidad del plastico no es tan buena como en los Buds 2.

Eso si, hay que remarcar que se mantiene el iconico bastoncito que hace que los auriculares se agarren mejor a la oreja, pero también que sean algo incómodos tras horas con ellos puestos. En esta ocasión, Google explica en el proceso de configuración que hay que girar ligeramente elauricular una vez lo ponemos en la oreja.

En cuanto a las perdidas, no tenemos carga inalámbrica, algo que, por otra parte, no es común en este rango de precios, así que no hay una queja real.

Buen sonido, pero sin ANC

Uno de los aspectos más importantes de unos auriculares es el sonido. Los Pixel Buds A tienen una calidad muy elevada, con un sonido máximo que no distorsiona y que es incluso superior en volumen al de los Pixel Buds.

Sin embargo, al no tener cancelación de ruido activa, nos encomendamos totalmente al papel que hace la forma de los auriculares y las almohadillas para retener el ruido exterior fuera de nuestros oídos.

El trabajo de Google en cuanto a la calibración de sonido y el sonido estéreo es notorio y también podemos activar el sonido ambiente, que modifica el volumen en función del ruido exterior.

Pese a todo, tenemos un sonido algo débil al máximo comparado con algunos auriculares de precio similar.

No tenemos controles de modificación de volumen

Como es de esperar, Google tiene uno de los mejores usos del Fast pair, y emparejar estos auriculares con un móvil Android es sencillo, rápido y fiable.

Podemos usar los gestos de los mismos para pausar o reproducir música con un toque, avanzar o retroceder con dos o pausar simplemente quitándolos de las orejas.

El triple toque también tiene una función asignada, que podemos cambiar en la app, como pasa con los otros gestos.

Eso sí, pese a tener muchas opciones de configuración se ha eliminado el control de volumen deslizando el dedo, algo que queda para el modelo de mayor precio.

En cuanto al software, una de las características de estos auriculares es que podemos usar el asistente solo con la voz, sin necesidad de tocarlos.

También podemos escuchar las notificaciones, perfecto si no podemos sacar el móvil porque estemos en la bici, haciendo ejercicio en el gimnasio, etc.

Una buena batería que no tiene carga inalámbrica

Google presume de que sus Pixel Buds A tienen una autonomía de 5 horas de escucha y 24 más si los ponemos en la caja.

Estas cifras son algo superiores a la media y motivan a comprarlos aunque el carecer de carga inalámbrica hace que algunos usuarios miren otras opciones. Pese a eso, es normal que esta sea una de las cosas que se eliminen de cara a recortar costes.

Unos buenos auriculares, pero con mucha competencia

Como comentamos en el vídeo, estos auriculares ofrecen funciones que no están en muchos modelos de otras marcas, como el sonido adaptativo, el control del asistente sin toques o la lectura de notificaciones.

La carencia de carga inalámbrica es comprensible pero no así la de cancelación de ruido ambiente porque algunos modelos de Huawei, por ejemplo, la incluyen. Y sí, hablamos de auriculares del mismo rango de precio.

Pese a eso, estos auriculares se posicionan como una opción muy fiable con elementos extra como la traducción simultanea.

Google ha realizado un buen trabajo, pero, al igual que pasa con los Pixel, está en un mercado con muchísima competencia.