En España estamos expectantes ante el regreso de Honor a nuestro país desde que se convirtiera en una empresa independiente dado que Huawei la vendió a un conglomerado de compañías chinas.

Noticias relacionadas

Sin embargo, no dejamos de mirar qué pasos dará Huawei para intentar estabilizar su posición en un sector tan competitivo como este.

Ya sabemos que en breve se presentarán los Huawei P50, una familia que fue oficializada en el último evento de la empresa pero que aún no tiene fecha de lanzamiento. Eso sí, se especula con que podría ser el 29 de julio.

Qualcomm habría diseñado un procesador expresamente para Huawei

Qualcomm

Uno de los motivos por los que Huawei tiene problemas en el mercado internacional es la limitación que estableció Estados Unidos a sus compañías a la hora de colaborar con esta empresa.

Lo que buscaba la administración Trump, entre otras cosas, era limitar el alcance de la empresa en lo relacionado con el 5G dado que la compañía empezaba a distanciarse mucho de sus rivales americanos y europeos.

Es por eso por lo que algunos proveedores no podían venderles procesadores, porque eran compatibles con el 5G.

Parece que Qualcomm estaría a punto de ayudar a la firma asiática mediante la creación de un nuevo procesador basado en el Snapdragon 888, pero con una característica clave: no sería 5G, sino 4G.

Esto podría facilitar la llegada del microchip a las unidades que la empresa venda en China, donde tiene problemas no por la ausencia de los servicios de Google, sino por la carencia de componentes para crear sus propios procesadores, los Kirin.

Más potente, pero sin 5G

Huawei P50 Huawei Omicrono

El nuevo procesador se rumorea que se llamará Snapdragon 888 Pro, y contaría con ocho núcleos en una configuración de 1+3+4 donde el primero es el más potente, los tres siguientes potencian el rendimiento y los otros cuatro se usan para mejorar la autonomía.

La diferencia de este modelo con el 888 actual, además de la conectividad, es que su frecuencia de reloj máxima sería de 3.0 GHz en vez de los 2.84 GHz que tienen los Snapdragon 888 actuales. Está por ver que esto no empeore el rendimiento termodinámico del procesador.

Sin cambios en el software

Esto podría no tener ninguna repercusión a nivel internacional salvo que se levantara la prohibición a Google de poder colaborar con Huawei. A efectos prácticos pocos usuarios en Europa deciden comprar smartphones sin acceso directo a las apps de la empresa estadounidense.