La mayoría de usuarios Android en España ha descargado en alguna ocasión una app en formato APK en su teléfono. Esto es algo posible cuando recurrimos a tiendas diferentes a la Google Play Store para descargar aplicaciones y juegos en el teléfono, por ejemplo. Es un formato cómodo, pero que tiene sus peligros o problemas.

Noticias relacionadas

El formato APK es uno de los motivos por los que hay piratería de aplicaciones y juegos. Google busca reducir esta piratería y por eso se preparan para poner fin a la distribución de aplicaciones en APK, algo que ocurrirá este mismo mes de agosto.

Google se despide del APK

Formato AAB aplicaciones

La propia Google es la encargada de anunciar este cambio, que entra en vigor en el mes de agosto. Las nuevas aplicaciones no van a poder usar ya el formato APK para su carga en la Play Store y en la posterior descarga en los dispositivos Android de los usuarios. Los desarrolladores tendrán que hacer uso del formato Android App Bundle (AAB).

El formato AAB permite reducir el tamaño de las apps en un 15% de media frente al APK. Este es uno de los motivos por los que se busca que el desarrollador haga uso del mismo, porque permite una carga y descarga más rápida y apps más ligeras. El motivo de la reducción de peso es que el desarrollador carga todo el contenido de su app en Google Play, pero el usuario solo descarga los recursos necesarios.

Al descargar una aplicación desde la Play Store que use este formato, se descargará la versión optimizada de la misma para nuestro teléfono y sus especificaciones. Es decir, se descarga una versión que se podría ver como personalizada para nosotros. Se usarán menos recursos y la descarga será más rápida.

Formato APK Google Play

Google tiene otro motivo para dejar de usar el APK, que es el que hemos mencionado antes. Se busca reducir la piratería de apps y esto es posible usando el formato AAB, ya que cuando extraemos un AAB, se obtiene un archivo limitado, que no va a funcionar en todos los dispositivos. A diferencia de la extracción de un APK, algo muy simple para todos.

Los desarrolladores de aplicaciones podrán usar el APK para hacer pruebas con sus apps, pero para su carga en Google Play se tendrá que hacer uso del formato AAB. A partir de agosto esto será algo obligatorio.