Matteo Renzi.

Matteo Renzi. Efe

Mercados

Las bolsas europeas suben pese a la crisis institucional en Italia

La dimisión de Renzi tras el 'no' en el referéndum pone en riesgo la recapitalización de la banca italiana, que se desploma en bolsa.

E. E.

Se consumó el peor de los escenarios para los mercados y la crisis de gobierno. El rechazo a la reforma constitucional del primer ministro italiano, Matteo Renzi, en el referéndum del domingo alcanzó el 59,11 % mientras que el "sí" quedó en el 40,89 %, según los datos definitivos comunicados hoy por el Ministerio del Interior. La reacción de los mercados ante la votación italiana y la dimisión del jefe de Gobierno aventura inestabilidad financiera para Italia y Europa.

"Vuelve un periodo de incertidumbre política, con un incremento de las dificultades para formar una coalición de gobierno y para encontrar una mayoría clara", explica Patrice Gautry, economista jefe de UBP. "La recuperación italiana sigue siendo frágil y su comportamiento probablemente continúe retrasándose respecto a la eurozona", concluye. De este modo, a las dudas sobre la solvencia financiera y la recuperación económica se unen ahora las políticas.

.

.

La Bolsa italiana cerró con leves caídas del 0,2% después de abrir la jornada con caídas del 1%, pero dos de los bancos importantes del país no pudieron empezar a cotizar a primera hora debido a la avalancha de órdenes de venta; estos son Monte dei Paschi y Unicredit. A los dos les pilla la derrota de Renzi en un momento importante. Unicredit, que es el mayor banco del país, se encuentra en proceso de ampliar capital en 15.000 millones y el resultado electoral puede poner en riesgo esta inyección de dinero nuevo. Por su parte, Monte dei Paschi, pretende captar 5.000 millones.

Al cierre, Unicredit perdió un 3,3%, Monte dei Paschi cayó un 4,8%, Banco Popolare se desplomó un 7,4%; Banco Milano, un 5,8% e Intesa Sanpaolo, un 1%. Como no podía ser de otra manera, la crisis de la banca italiana, que vuelve a poner en duda la solvencia de las entidades del país, se extendió por todo el continente. Sin embargo, en España, los bancos terminaron el día con alzas. Sabadell se anotó un 2%, mientras que BBVA, Santander y CaixaBank se revalorizaron entre un 1% y un 3,4%.

También los bancos alemanes se recuperaron. Deutsche Bank subió un 3% pese a perder un 2% en el inicio, mientras que Commerzbank terminó plano. Y eso que los inversores están viajando de Milán a Fráncfort buscando refugio en la bolsa alemana. El Dax subió un 1,4% con el sector industrial a la cabeza. Siemens, Fresenius, Thyssenkrupp o Daimler subieron más del 3%.

Prima, domada por el BCE

La prima de riesgo italiana se relajó hasta 165 puntos básicos después de haber marcado máximos por encima de 180 puntos en la apertura. Este indicador, que mide el diferencial de la deuda pública a diez años entre Italia y Alemania, el referente sin riesgo, provocará una nueva ola de inestabilidad entre los bancos italianos, que tienen parte de sus carteras de inversión referenciadas a este activo.

Las ventas por parte de los inversores hicieron que la rentabilidad del bono italiano a diez años subiese hasta el entorno del 2% y amplíe también las diferencias respecto al español. El bono de España a 10 años se mantiene por debajo del 1,6%, techo que ha marcado en las últimas semanas el título y que permite mantener controlado el avance del tipo de interés para el Tesoro.

Prima de riesgo italiana.

Prima de riesgo italiana.

El euro, que empezó la jornada asiática con un fuerte descenso hacia su zona de mínimos anuales en el entorno de los 1,057 dólares, ha ido moderando su caída durante la madrugada hasta cotizar en la apertura europea en plano. La calma generalizada en los mercados han permitido a la divisa cotizar nuevamente por encima de los 1,06 dólares e, incluso, supera los 1,07.