Manuel Mirat, CEO del grupo Prisa, en una imagen de archivo.

Manuel Mirat, CEO del grupo Prisa, en una imagen de archivo.

Medios PRENSA

Prisa vende Media Capital por 170 millones, la mitad de lo que le ofreció Altice hace dos años

El grupo espera cerrar una operación que ya bloqueó el regulador de competencia portugués.

Noticias relacionadas

Prisa ha acordado la venta del 94,69 % de Media Capital a la portuguesa Cofina por 170,6 millones de euros, según ha informado la madrugada de este sábado a la CNMV española. La operación supone valorar la compañía en 255 millones, poco menos de la mitad de los 440 millones que Altice se comprometió a pagar por estos mismos activos hace dos años. 

Esta noticia ya fue adelantada por EL ESPAÑOL en marzo, cuando este diario indicó que se había reactivado con “carácter urgente” la venta de Media Capital, el grupo audiovisual portugués cuya enajenación se truncó en junio del año pasado. 

Después de once meses de deliberaciones el regulador portugués bloqueó la operación considerando que se hubiese producido una concentración del mercado audiovisual entre Media Capital y Altice. Después de este varapalo y la pérdida de los 440 millones comprometidos, la compañía ha estado en el mercado desde comienzos de 2019 con el objetivo principal de amortizar la deuda.

En la comunicación de Prisa a la CNMV ha informado de que esta nueva transacción -esta vez una venta el grupo Cofina- supondrá una pérdida contable estimada en las cuentas consolidadas de PRISA de aproximadamente 76,4 millones de euros.

Facturación de 181 millones

Media Capital es el uno de los mayores grupo del sector de medios en Portugal. Fundada en 1992, es propietaria de TVI que, con sus canales TVI, TVI 24, TVI Fiction, TVI Reality, TVI África y TVI Internacional. El grupo incluye MCR que abarca Radio Comercial, M80, Cidade, SmoothFM y Vodaforne FM, además de 14 radios digitales. Media Capital es, además, el propietario de Plural Entertainment.

En 2018, la compañía portuguesa facturó 181,8 millones de euros y registró un Ebit -beneficio operativo netos- de 33,6 millones. Pese a sus buenos resultados, en los últimos años Media Capital ha sido un lastre contable de los resultados financieros de la compañía.

En 2018, Prisa redujo su valor en 76 millones de euros, "ajustándolo a su valor contable razonable". De hecho, tras truncarse la venta de la compañía portuguesa Prisa aumentó en 112 millones de euros su deuda, ya que parte de su venta estaba destinada a amortizar su pasivo.

De esta manera, el hecho de haber ajustado contablemente el peso de Media Capital significa que todo el dinero recaudado se dedicará a pagar deuda. "La operación confirma la hoja de ruta diseñada por Prisa, que pone el foco en la reducción del endeudamiento y en la apuesta por el crecimiento rentable, centrado básicamente en los negocios ligados a la educación y a la información", ha indicado Prisa.

Refinanciación de la deuda

Prisa refinanció su deuda en verano pasado y cerró diciembre de 2018 con un nivel de endeudamiento bancario neto de 928,6 millones de euros. Durante el curso pasado, la sociedad amortizó el pago de deuda por valor de 480 millones de euros procedentes de la anterior ampliación de capital.

Esta refinanciación extendió el vencimiento de la deuda hasta noviembre y diciembre de 2020 sin ninguna obligación de amortización hasta este último mes. No obstante, en trece meses la compañía deberá abonar una amortización parcial de 275 millones de euros como parte de los compromisos suscritos con la banca acreedora.

Prisa indica que la no amortización de este importe no es un incumplimiento de los términos y condiciones de la deuda refinanciada, pero en caso de que no se cumpla se aplicaría un margen adicional del 1,5% (0,5% pagadero en efectivo y 1% capitalizable) a la deuda existente. En esta línea, el momento que se recaude por Media Capital podría ayudar a cubrir íntegramente este pago.

Valoración inferior

Fuentes del mercado indican que cuando comenzó el proceso de venta la compañía estaría valorada en unos 300 euros y en 250 millones en los libros de Prisa, aunque el precio final ha sido sensiblemente inferior.

La ejecución de la operación, según Prisa, está condicionada a la obtención de la preceptiva autorización de las autoridades de competencia y regulatorias portuguesas, a la aprobación de un aumento de capital por Cofina, a la obtención de un waiver de determinados acreedores financieros de Prisa y a la aprobación de la transacción por la Junta General de la Sociedad.