Jaume Roures, en una imagen de archivo.

Jaume Roures, en una imagen de archivo.

Medios DERECHOS DE TELEVISIÓN

El sueño europeo de Roures se frena tras el nuevo revés en Italia

Mediapro se ha quedado con los derechos de la liga francesa y pujará por la liga española.

Jaume Roures ha dado este primer semestre un nuevo paso en su modelo de gestión de derechos del fútbol. El empresario catalán ha ofrecido más de 6.600 millones de euros -junto a Bein Sports- para quedarse casi en exclusiva con los derechos de televisión de las ligas francesa e italiana.

Pese a que en el Calcio rechazaron una garantía de 1.600 millones ofrecida por el grupo español, lo que paralizó el concurso, se ha demostrado que Mediapro tiene las armas para intentar asaltar los mercados de todas las grandes ligas en Europa. Con Francia atado e Italia en el aire, más una temporada de la liga española que todavía le queda del anterior contrato televisivo, Roures gestiona los derechos televisivos de dos de las cinco grandes ligas del continente.

Solo la Bundesliga de Alemania y la Premier League de Inglaterra escapan a su control, pero en el sector no se descarta que Roures quiera ir a por más cuando los ciclos actuales de estas subastas lleguen a su fin. Mediapro ha apostado fuerte por exportar su modelo de comercialización coincidiendo con la llegada de Hontai Capital, el fondo chino que en febrero compró el 53,5% de su capital por 1.016 millones y que se comprometió a financiar la consolidación internacional de Roures.

Dudas con la la Serie A

Una semana antes de conocerse la llegada del inversor chino, la Asamblea de la Lega Nazionale Professionisti Serie A aceptó la oferta de Mediapro por los derechos audiovisuales de la competición italiana durante las próximas tres temporadas (2018/2019 a 2020/2021). La oferta presentada por Mediapro cubría el precio mínimo exigido por La Lega equivalente a 1.050 millones por temporada, 3.150 por tres años.

Con ello se ponía aparente orden a un mercado todavía revuelto, ya que Mediaset y Sky compartían los derechos de los clubes de manera fragmentada. No obstante, semanas después Sky denunció ante la justicia a Mediapro por considerar que no tiene estructura para emitir los partidos que compró y que solo actúa como un revendedor de los derechos.

En el medio de esta disputa, la Lega decidió suspender cautelarmente esta adjudicación hasta que Mediapro presentara una garantía de 1.600 millones de euros, que finalmente fue rechazada. La Lega ha dicho que convocará un nuevo concurso, pero no lo ha convocado oficialmente.

Liga francesa

El segundo gran golpe de Mediapro se produjo al quedarse con los derechos de la liga francesa. En total, 1.153 millones por tres temporadas (2020-2024) en las que la operadora española compartió los lotes con su socio Bein Sports. Pagarán 3.459 millones por tres años, un precio que nuevamente genera dudas en el sector respecto de su viabilidad y que, indican, “claramente han reventado el mercado”.

En el caso francés, la estrategia será la misma anunciada en Italia y exportada desde España: crear un canal para emitir los partidos, pero sin tener una plataforma propia para llegar al consumidor final. De esta manera, el objetivo de la compañía es el mismo que en España, alquilar a todos los operadores posibles el uso de su canal con los partidos en exclusiva, un modelo que lleva dos años funcionando en España bajo las duras críticas de operadoras como Telefónica, Vodafone y Orange.

En Alemania, y en el caso de que Mediapro quiera quedarse con la Bundesliga deberá esperar hasta 2021 cuando se abra el nuevo proceso. En estos momentos el fútbol alemán lo tiene Sky tras pagar 4.640 millones por cuatro temporadas, 1.160 al año,unas cifras que se acercan a lo que actualmente se está pagando en Francia e Italia.

Premier League y España

En el caso de la Premier League lo tiene más difícil. En febrero se cerró el contrato para el próximo trienio (2019-2022), por el que Sky y BT pagaron 5.031 millones de euros, dos mil millones menos que tres años antes. El contrato ha mejorado tras la compra de Amazon de 20 partidos, pero aún así sigue por debajo del contrato anterior, que marcó el máximo pagado a una liga europea en la historia de los derechos de televisión.

¿Y España? La Liga abrió hace dos semanas la subasta de sus derechos para la temporadas 2019-2022 y esperan recibir ofertas hasta el 25 de junio. Javier Tebas, presidente de la LFP, pide 1.300 millones de euros por cada una de las tres temporadas, un montante que las telecos han advertido que no pagarán. En este contexto, la candidatura de Mediapro coge fuerza ya que, en los últimos dos años, la productora se ha hecho fuerte en el mercado español gracias a los derechos de La Liga que ha venido a las telecos. Todo está abierto.