La eliminación del Impuesto de Sucesiones solo afectaría al 0,7% de los contribuyentes.

La eliminación del Impuesto de Sucesiones solo afectaría al 0,7% de los contribuyentes. EFE

Macroeconomía Impuestos

Eliminar el Impuesto de Sucesiones solo favorecería al 0,7% de los contribuyentes

Los afectados, según los Técnicos de Hacienda, serían las 181.778 mayores fortunas de España.

Noticias relacionadas

El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, ahora imputado por el caso Auditorio , anunció esta semana la supresión del Impuesto de Sucesiones a partir del próximo ejercicio en la región en la que gobierna. Como respuesta al protagonismo que está adquiriendo en los últimos meses este tributo, el sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha), han publicado un informe en el que se afirma que la eliminación del impuesto que grava las herencias beneficiaría solo al 0,7% de los contribuyentes. De la misma forma, esa supresión podría afectar negativamente a todos aquellos trabajadores que ingresan entre 6.000 y 60.000 euros al año.

La región de Murcia, que congrega al 2,3% de las mayores fortunas del país con un patrimonio medio de 3 millones de euros, ingresa en las arcas públicas 80 millones de euros en concepto de Impuesto de Sucesiones. Aunque la ley prohíba que el ejecutivo murciano pueda llevar a cabo la promesa de la completa supresión de este impuesto, sí podrá bonificarlo hasta un simbólico 1% de lo que se aplica ahora. 

Sin embargo, según los técnicos de Hacienda, en caso de que esa medida terminase siendo efectiva solo beneficiaría a esas más de 4.000 mayores fortunas en la comunidad murciana.

A nivel estatal, aquellos beneficiados de una posible eliminación del Impuesto de Sucesiones ascendería a 181.778, es decir, el 0,7% de todos los contribuyentes españoles. Gestha ha obtenido esta cifra del conjunto de declarantes del Impuesto de Patrimonio en España, aquellos que cuentan con un capital total neto sin deudas de cerca de 560.000 millones de euros.

Es importante señalar que esos datos se refieren a la riqueza acumulada y no a la cantidad de renta percibida. En este caso, estos más de 181.000 declarantes españoles obtienen de media unos 103.000 euros al año.

Gracias a las herencias de estas grandes fortunas, el Estado incrementó sus ingresos tributarios en 2.736 millones de euros, apenas un 0,3% del PIB. Solo Madrid recauda el 13% del total nacional, pese a contar con una bonificación del 99% para los descendientes directos. Por su parte, Cataluña, la comunidad que más ingresa por este concepto, representa el 17% del total recaudado por el conjunto de España.

Aumento de IRPF, IBI y Patrimonio

Desde Gestha, alertan que la rebaja de esos 2.736 millones que actualmente recauda el Impuesto de Sucesiones podría conllevar un aumento de los tipos del IRPF e Impuesto de Patrimonio a nivel autonómico y del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) en las administraciones locales. Este último impuesto, que es el que pagan los propietarios de las viviendas, se vería incrementado puesto que los ayuntamientos perderían el actual tributo de ‘plusvalías’ que se liquida en cada transmisión, incluida la hereditaria.

Para argumentar este movimiento al alza de la presión fiscal, los técnicos de Hacienda comparan nuestro nivel de impuestos con el de los países de nuestro entorno. De esta forma, mientras que en Reino Unido, Suiza, Grecia o Chipre el tipo de imposición del Impuesto de Sociedades es menor que el español, estos mismos países cuentan con una mayor presión sobre el IBI y el Impuesto de Patrimonio. Es por esta razón que los efectos de una posible supresión del impuesto que grava las herencias tendría una capacidad muy limitada ya que la presión sobre el contribuyente tendría que ser trasladada a otros tributos.

De hecho, en España, la recaudación por concepto de IBI y de Impuesto de Patrimonio apenas es un 0,2% del PIB mientras que en Reino Unido es un 1,7%, en Francia un 1,1% o en Grecia un 0,8%. Debido a este fenómeno en la traslación de la carga tributaria, Gestha cree que el 72,4% de los contribuyentes, es decir, aquellos con unos ingresos entre 6.000 y 60.000 euros al año “se verían perjudicados” por estas medidas.

Renuncias hereditarias

Por último, los técnicos de Hacienda consideran que culpar al Impuesto de Sucesiones por “el aumento del número de renuncias a las herencias en los últimos años es un argumento erróneo”. “Las renuncias tienen como causa fundamental las deudas hipotecarias, que en el caso de las viviendas adquiridas en los años de la burbuja inmobiliaria, pueden superar el actual valor de mercado de las mismas”, argumentan desde Gestha.

Para demostrar este fenómeno en la renuncia de las herencias, los técnicos argumentan que en Madrid, debido a la alta bonificación, cabría esperar que el número de rechazos fuera una mínima parte del total de renuncias a nivel nacional. Sin embargo, esta comunidad representa el 10% de todas los desistimientos en España, en línea con el 11% de media.