Una mujer trabajadora en una fábrica.

Una mujer trabajadora en una fábrica. EFE

Macroeconomía

El Círculo de Empresarios pide un mayor esfuerzo a los trabajadores para sostener las pensiones

La organización pide que los empleados asuman una parte de las cotizaciones que pagan las empresas, la prevalencia del convenio de empresa y fomentar el empleo abaratando el despido.

En un momento en el que la mayor parte de expertos y asociaciones están aportando sus recetas al debate sobre la reforma del sistema público de pensiones, el Círculo de Empresarios también ha querido realizar su aportación. Para Javier Vega de Seoane, presidente del Círculo, el sistema actual “no es sostenible”, por lo que hay que buscar soluciones, tanto por la parte de los ingresos, como la de los gastos para garantizar “pensiones dingnas, ahora y en el futuro”. El objetivo último es reformar el sistema de reparto actual, para terminar en uno mixto, en el que la pensión pública de reparto que soporte las pensiones mínimas y que se complemente con un sistema de capitalización obligatorio y con un mayor ahorro privado voluntario.

Vega de Seoane apunta que “el problema más importante es el desempleo, por lo que hay que darle máxima prioridad a generar empleo”. Por este motivo, el Círculo propone “equiparar indemnizaciones por terminación de los contratos temporales e indefinidos y reducir sus costes”. Para la organización, esto no supone abaratar el despido, pero, de facto, significa que las indemnizaciones para los trabajadores indefinidos se reduzcan más.

También pide “plantear un nuevo esquema de cotizaciones a la Seguridad Social buscando un mayor equilibrio entre la contribución del empleado y del empleador”. Esto significa que una parte de la cotización a la Seguridad Social que paga la empresa, pase a cargo del trabajador. El Círculo denuncia que más del 80% de la cotización la soportan actualmente las empresas, una de las tasas más altas de Europa. Por esto pide que se traslade una parte de este coste a los trabajadores ayudaría a que asumieran el esfuerzo que hay que hacer para sostener el sistema público de pensiones.

El Círculo también pide la prevalencia del convenio de empresa sobre el convenio temporal para fijar los salarios, una situación que se introdujo con la reforma laboral y que ha levantado las críticas de los sindicatos. Esta batería de medidas ayudará a elevar los ingresos del sistema sin perder productividad en las empresas, advierte la organización. “Es fundamental que los movimientos que hagamos no nos lleven a perder posiciones competitivas, porque eso significa desempleo. Yo lo siento mucho, las cosas hay que hacerlas”, ha remarcado Vega de Seoane.

Es fundamental que los movimientos que hagamos no nos lleven a perder posiciones competitivas, porque eso significa desempleo. Yo lo siento mucho, las cosas hay que hacerlas.

El Círculo tiene más dudas en cuanto a elevar las bases máximas de cotización, como han pedido ya los sindicatos, debido a que obligaría a las empresas a cotizar más a la Seguridad Social por los contratos de los trabajadores que cobren más de 3.751,26 euros mensuales. Esta medida “exige valorar su impacto sobre la creación de empleo, el crecimiento de nuestras empresas y la productividad”. En última instancia, el Círculo deja la decisión de eliminar los topes a “la voluntariedad del trabajador”. En cualquier caso, eliminar el tope de cotización también obligaría a no limitar la pensión máxima, para mantener la contributividad del sistema.

Por el lado del gasto, el Círculo pide que se incremente a toda la vida laboral el cálculo de la pensión, de modo que se “aumente la proporcionalidad del sistema, esto es, la relación entre las pensiones percibidas y las cotizaciones efectuadas”. También reclama medidas para desincentivar la jubilación anticipada y fomentar la ampliación voluntaria de la vida laboral.

Un sistema mixto

El Círculo pide avanzar hacia un sistema mixto que se sostenga con aportaciones obligatorias a un sistema de capitalización y el ahorro voluntario de los trabajadores. En el caso de las aportaciones obligatorias, se constituiría así un sistema de capitalización, esto es, como un plan de pensiones, en el que se obligue a realizar un ahorro que se cobrará en el futuro con la pensión. Esta aportación deberán hacerla tanto las empresas como los trabajadores, recomienda el Círculo, lo que también supone un esfuerzo para los empleados.

En cuanto al ahorro privado, el Círculo pide “un tratamiento fiscal más incentivador”, esto es, rebajas de impuestos o exenciones para las personas que ahorren para la jubilación. Esta propuesta se centra en el ahorro finalista, esto es, el dinero que se guarde para complementar la pensión, por lo que el principal instrumento financiero para conseguir estas ventajas fiscales tendría que ser el de los planes de pensiones privados.

Lo que es fundamental para el Círculo de Empresarios, y en esto coincide con la mayor parte de expertos, es establecer un sistema de cuentas nocionales lo antes posible. Este sistema lo que hace es dotar de más transparencia al sistema, de modo que el Estado ofrezca al trabajador información sobre cuánto han cotizado y la previsión de qué pensión pública le quedará cuando se jubile. Este sistema ayudará a que los empleados tomen conciencia de su verdadera situación que tendrán en el futuro y que así se estimule el ahorro privado.