Macroeconomía

El Gobierno retira casi 1.000 millones más de la 'hucha de las pensiones' para pagar el IRPF

En lo que va de año ha sacado más de 20.000 millones de euros y ya solo quedan 15.000 millones en el Fondo de Reserva.

Javier G. Jorrín

El Gobierno ha retirado otros 936 millones de euros del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, conocido popularmente como la hucha de las pensiones para liquidar el IRPF de la paga ordinaria y la extra de Navidad a los pensionistas. Esta disposición se une a la que hizo al inicio del mes para abonar la extra a los pensionistas, que fue de otros 9.500 millones de euros. De este modo, en el conjunto del año la Seguridad Social ha tomado ya más de 20.100 millones de euros de la hucha de las pensiones.

Esta será la última disposición de efectivo del año, por lo que el Fondo de Reserva acabará este ejercicio con unos recursos de 15.020 millones de euros a precio de adquisición. Si se contabiliza la revalorización de estos ahorros, el precio de mercado de la hucha es de 15.195 millones de euros. A este ritmo, el Fondo se terminará de agotar en 2017, por lo que habrá que pagar las pensiones ya sin estos recursos.

El Fondo llegó a contar con 66.800 millones de euros en el año 2011, era el momento en el que la hucha de las pensiones estaba repleta, aunque ya se vislumbraban los problemas del sistema. La destrucción de empleo, la precarización de los salarios y el aumento de la factura de las pensiones por el aumento del número de jubilados y el incremento de la paga ha provocado que en cinco años (incluyendo 2017) se vayan a evaporar más de 80.000 millones de euros, ya que no sólo se han retirado ahorros, sino también los intereses generados.

Esta es la tónica habitual de los últimos años: las cotizaciones de los afiliados dan para pagar las pensiones mes a mes, pero cuando hay que abonar las pagas extra, los ingresos son insuficientes. La Seguridad Social ya retiró al inicio del mes 9.500 millones para pagar a los pensionistas y ahora ha dispuesto estos 936 millones para liquidar el pago del IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) de los pensionistas.