Logo de Google en su sede corporativa de Beijing, en una imagen de archivo.

Logo de Google en su sede corporativa de Beijing, en una imagen de archivo. Thomas Peter Thomson Reuters

Empresas OBSERVATORIO DIGITAL

Google decepciona al mercado tras ganar un 23% menos por el aumento de costes y de impuestos

OBSERVATORIO DIGITAL. Su matriz Alphabet registró casi 7.100 millones de dólares de beneficio neto en el tercer trimestre del año.

Noticias relacionadas

Alphabet, matriz de Google, ganó 7.070 millones de dólares durante el tercer trimestre del año (julio a septiembre), un recorte del 23% respecto a igual mes del año anterior. Una situación que ha decepcionado al mercado y a los analistas que esperaban un beneficio por acción de al menos dos dólares más de que finalmente se ha producido (10,12).

Ello, pese a que sus ingresos han crecido un 20% por encima de los 40.500 millones de dólares. De esta manera, la caída del beneficio neto se explica por el aumento de los gastos que crecieron un 25% hasta los 31.300 millones de dólares y el aumento del tipo impositivo que pasó del 9% al 18%. La compañía explica que el mayor gasto se debe a que siguen destinando más recursos a investigación y desarrollo. 

Unos datos que sitúan al buscador Google como su principal fuente de negocio y a la publicidad como el verdadero catalizador de los ingresos. Mientras que el buscador facturó 40.344 millones, más de 33.000 millones de esta cifra vienen de la gestión de publicidad programática.

Cae Amazon y Twitter

Es así como mientras los beneficios operativos de Google subieron un 11% hasta 10.865 millones de dólares, el resto de negocios de Alphabet registró pérdidas de 941 millones de dólares, por encima de los números rojos de 727 millones de hace un año.

Con todo, el resultado operativo final de toda la compañía llegó a 9.177 millones de dólares, un 6,4% más. Si se consideran los nueve primeros meses del año, la tecnológica mejoró un 8,6% su beneficio neto y sus ingresos pasaron de 41.600 a 50.876 millones de dólares, un 44% de crecimiento.

La semana pasada otro de los gigantes digitales, Amazon, también presentó sus resultados con una tendencia similar: aumento de la facturación, pero caída de dos dígitos en el beneficio. El creador de Kindle explicó en ese momento que la inversión pasó factura y su beneficio cayó un 25% en el tercer trimestre del año. La compañía ganó 2.100 millones frente a los 2.800 del mismo periodo del año anterior.  

Normativa de la OCDE

Hace una semana también se conocieron los resultados de Twitter. La red social registró un beneficio neto de 36,5 millones de dólares en el tercer trimestre, lo que representó una caída del 95,3% en comparación con el mismo periodo del año anterior, cuando se benefició de deducciones fiscales por importe de 683 millones de dólares.

Las grandes compañías tecnológicas siguen creciendo y aumentando ingresos, pero aumentando fuertemente su inversión en desarrollo de nuevos productos. Algo que ha penalizado el mercado que ve cómo los beneficios caen ante la imposibilidad de seguir sosteniendo este esfuerzo inversos solo con ingresos.

Google, Amazon, Facebook y Apple se enfrentan al escrutinio público mundial, supervisado por los reguladores en todo el mundo y en el ojo del huracán por la OCDE para que paguen los impuestos correspondientes a su actividad real en cada país en el que operan. Cuando salga adelante esta normativa, estas compañías podrían ver aumentada de manera considerable su carga fiscal en todo el mundo, lo que repercutiría de manera directa en sus beneficios finales.