Botín lanza en Berlín la internacionalización de Openbank como emblema de una banca sostenible

Botín lanza en Berlín la internacionalización de Openbank como emblema de una banca sostenible

Empresas BANCA

Botín lanza en Berlín la internacionalización de Openbank como emblema de una banca sostenible

La presidenta anuncia el desembarco del banco online en Alemania, Holanda y Portugal en 2019 y el salto a Latinoamérica en 2020.

Berlín

Noticias relacionadas

Convencida de que el futuro de la banca será digital, Ana Botín ha redoblado su apuesta por su banco online Openbank con el inicio de una expansión internacional que arrancará en Alemania en noviembre para después probar suerte en Holanda y Portugal este mismo año. La presidenta del grupo Santander quiere que Openbank también cruce el charco y el próximo año dará el salto a Argentina y México.

En un evento celebrado en Berlín, Botín ha explicado que "Openbank mezcla lo mejor del Santander con lo mejor de una nueva forma de hacer negocios" en la que la sostenibilidad es clave en todos sus sentidos, el cuidado del planeta, de la forma de gestionar y de velar por los clientes.

Además, la presidenta del grupo Santander -que ha compartido en Twitter su viaje a Berlín- ha celebrado que miles de alemanes se hayan dado ya de alta en la lista de espera habilitada por Openbank para hacerse clientes. En concreto, han sido 5.000 las personas que han mostrado su interés por confiar sus ahorros al banco digital español.

Para esos clientes, Openbank ofrecerá un servicio de "robo advisory", esto es, de asesoramiento financiero personalizado coordinado por robots programados por ingenieros y financieros que están asentados en Madrid y darán servicio a todos los países del mundo en los que opere el banco.

En concreto, en la sede madrileña del banco trabajan 146 empleados directos, a los que se suman otros 265 trabajadores indirectos. Lo hacen para alimentar un software único que será el que ofrezca servicio a todos los países en los que desembarque la entidad, algo con lo que el grupo marca distancia con sus competidores que cuentan con un software distinto para cada mercado.

El banco digital, que nació como una startup del Grupo Santander, también planea abrir sucursales en Alemania, en una segunda fase en la que se lanzará de manera más directa a captar nóminas de los clientes germanos, según ha explicado el consejero delegado de Openbank, Ezequiel Szafir.

Openbank cuenta en España con 9.300 millones de euros en depósitos de clientes, 1.200 millones de euros en fondos de inversión y activos de sus usuarios (hipotecas y productos de consumo) por valor de otros 600 millones de euros, según los datos que ha ofrecido Szafir en un encuentro con prensa española previo al evento.

Pese a que el grupo no ha desvelado cuáles son los objetivos de su negocio en el exterior, se muestra muy optimista con la coyuntura que acompaña el lanzamiento. Se trata de un entorno en el que los bajos tipos de interés obligan a los ahorradores a buscar alternativas para poder rentabilizar su dinero invirtiendo en fondos, acciones y productos financieros más complejos que los tradicionales depósitos.

Para ello, Openbank ofrece un entorno de arquitectura abierta en el que el cliente podrá elegir productos de la competencia. Según los datos facilitados por la entidad, en este momento sus estrategias financieras más agresivas están logrando rentabilidades del 10% y las más conservadoras hasta cinco puntos de retorno.

Financiación y seguros

Además, ofrecerá financiación a sus clientes en un 'marketplace' en el que competirá con Amazon al ofrecer productos como bicicletas eléctricas o teléfonos móviles.

Dada la vinculación con el móvil del negocio de la banca digital, este dispositivo servirá también para dar el pistoletazo de salida a la diversificación de la oferta de Openbank con su entrada en el negocio de los seguros ofertando uno para móviles, ha avanzado el CEO del banco.

Todo ello, sin perder de vista la clave del negocio financiero: sacar rentabilidad del ahorro. Según Szafir, gracias al 'robo advisory', es posible asesorar al 99% de los ahorradores europeos que no tienen acceso a la ayuda de los gestores de la banca privada de la que disfrutan solo quienes tienen un patrimonio superior al millón de euros.

Esa filosofía encaja en lo que Botín -que recientemente ha compartido en sus cuentas de las redes sociales su viaje a Groenlandia para entender mejor los efectos del calentamiento global- califica como "nueva forma de hacer negocios" en la que el banco ayuda al cliente para contribuir al desarrollo de la sociedad.

En ese sentido, el consejero delegado de Openbank ha explicado que "el mundo está cambiando" -como lo demuestra el coche eléctrico o la conciencia social sobre el reciclaje- y "el mundo financiero tiene la capacidad de cuidar a los que están fuera".

Por ello, el banco que nació como startup pretende asesorar mejor a sus clientes, pero también pedirles que contribuyan con el bienestar social a través de una contribución solidaria que será clave de la estrategia de la entidad.