La ministra de Industria, Reyes Maroto (derecha) en su visita a BYD Company Limited.

La ministra de Industria, Reyes Maroto (derecha) en su visita a BYD Company Limited.

Empresas INDUSTRIA

Los fabricantes chinos de baterías estrechan lazos con España para impulsar el coche eléctrico

El Gobierno se afana en contactar con empresas interesadas en el mercado español que potencien el desarrollo del vehículo eléctrico.

Según los cálculos del Gobierno, en España circularán cinco millones de vehículos eléctricos en 2030. Ante este paisaje, una de las preocupaciones principales es dónde queda la empresa española, siendo éste país el segundo fabricante europeo de automóviles.

El objetivo es "no perder el tren" y que España siga captando inversores destacando en este ámbito. Por eso, tanto el Ejecutivo como las propias compañías se afanan en seguir haciendo atractivas las plantas automovilísticas españolas. 

En lo que al Gobierno respecta, los contactos con empresas extranjeras están siendo constantes; en concreto, destacan los encuentros con empresas chinas, algunas de las cuales ya han confirmado su interés por el mercado español. "El vehículo eléctrico es una gran oportunidad, desde fabricantes de baterías hasta ensamblaje", afirman fuentes del Ministerio de Industria a este periódico. 

Por eso, este mismo mes la ministra de Industria, Reyes Maroto, ha visitado en China las sedes de Byd Company Limited y de Shenzen Bak Batteries, compañías especializadas en el desarrollo de baterías y tecnología aplicada al vehículo eléctrico. También se reunió con el presidente de Guoxuan Hi-Tech, dedicada a la investigación, desarrollo, producción y venta de baterías de litio, y visitó la planta JAC Motors, protagonista de joint-ventures de la compañía con Banco de Santander y Seat-Volkswagen.

Los primeros, explicó el ministerio, transmitieron a la ministra su interés por ampliar su presencia en Europa a través de España; en concreto, identificando oportunidades de inversión, comercializando sus productos o participando en proyectos de movilidad sostenible complementarios a los que ya están marcha en España. La segunda empresa, por su parte, se inclinó por explorar el sector de las renovables.

"Cuando fabricas un producto, si tienes componentes cerca es mucho más fácil que te asignen modelos", explican desde el ministerio en relación a las baterías y las fábricas automovilísticas, reseñando que los pasos que está dando el Gobierno van "de la mano" del sector, desde Anfac hasta Sernauto. Durante los encuentros en China, el Icex y China EV 100 firmaron un protocolo de cooperación para la promoción y desarrollo del vehículo eléctrico.

A por las baterías en Europa

No obstante, los esfuerzos del Gobierno no se están centrando solo en China. Este miércoles, representantes del Ministerio de Industria y un grupo de empresas españolas acudieron en Berlín a la primera reunión para coordinar un proyecto europeo sobre baterías.

En concreto, se trata de un Proyecto Importante de Interés Común Europeo (IPCEI, por sus siglas en inglés) de Baterías, liderado por Alemania, que forma parte de la iniciativa Alianza Europea de las Baterías de la Comisión Europea. 

La idea es, en base, que representantes de diferentes empresas con proyectos innovadores en este segmento definan un proyecto tecnológico europeo para que la industria europea pueda "dominar todos los aspectos" de la cadena de valor de las baterías. Un contacto entre empresas que, según cuentan desde el ministerio, se extenderá hasta el próximo mes de septiembre, cuando las compañías tendrán que decidir si participan o no en el consorcio y cuál podría ser el alcance de sus proyectos.

"Este Gobierno y este ministerio tienen claro que este es un tren que no hay que perder. Hay que tomar las medidas pero ya. Cuando se dijo que Alemania y Francia iban a constituir este consorcio, España dijo que se sumaba", apuntan desde Industria.

De momento, dicen, tienen varios planes para el futuro más cercano sobre la mesa, pero esperarán a que se forme Gobierno para saber si pueden llevarlos a cabo.