Imagen de archivo de supermercados Dia.

Imagen de archivo de supermercados Dia.

Empresas

El consejo de Dia tendrá que pedir la disolución judicial si no aprueba la ampliación de capital

La celebración de la Junta de Accionistas está prevista para el 20 de marzo. 

El consejo de administración de Dia se verá abocado a solicitar la disolución judicial de la compañía en el plazo de dos meses siguientes a la celebración de la junta de accionistas, prevista para el 20 de marzo, si esta no aprueba la ampliación de capital por un importe de 600 millones de euros, asegurada por Morgan Stanley, para fortalecer sus fondos.

"Si la junta general de accionistas no aprobara el aumento de capital y no se materializase ninguna otra operación que permitiera remover la causa legal de disolución en la que está incursa la sociedad, el consejo de administración debería solicitar la disolución judicial de la sociedad en el plazo de dos meses a contar desde la fecha de celebración de la junta general de accionistas", ha indicado la cadena de supermercados.

El consejo de administración, pendiente de que LetterOne remita esta semana el folleto de su OPA a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), plantea la ampliación al entender que, en la situación actual, es "imprescindible" restaurar el equilibrio patrimonial de la compañía, cuyas pérdidas de 352,6 millones de euros en 2018 han dejado reducido el patrimonio neto a la cifra negativa de 98,82 millones de euros.

Esta situación obliga a la cadena de supermercados, conforme a lo previsto en la la Ley de Sociedades de Capital, a adoptar las medidas necesarias para restablecer su equilibrio patrimonial y remover la causa de disolución en la que en la actualidad se encuentra.

La ampliación de capital, junto con la aplicación de reservas y la reducción de capital para compensar pérdidas cuya aprobación se somete a la junta, hará posible, según señala la compañía, el restablecimiento del equilibrio patrimonial y, de desembolsarse en su integridad, situará el patrimonio neto en una cifra superior a los 500 millones de euros.

Asimismo, el aumento de capital se justifica en el proceso en marcha para la refinanciación global de la deuda bancaria de la compañía, siendo este aumento un requisito necesario para dicha refinanciación.

En este sentido, la compañía señala que la entrada de recursos financieros se destinará a hacer frente a sus compromisos financieros a corto plazo, reduciendo así el apalancamiento financiero del grupo, así como a la financiación del plan de negocio.