Las cuatro torres del Paseo de la Castellana, en Madrid.

Las cuatro torres del Paseo de la Castellana, en Madrid. EFE

Empresas

La inversión inmobiliaria alcanza los 11.630 millones por el impulso del retail

El 2018 ha terminado con buenos datos en el sector inmobiliario, posicionándose como el de mayor actividad de la década. Muestra de ello es que el volumen de inversión ha aumentado un 8% hasta los 11.630 millones de euros. Sin embargo, la cifra se acerca a los 19.000 millones si se le añade las operaciones corporativas con subyacente. 

Los datos anuales han sido bueno, aunque el crecimiento se ha quedado por debajo del registrado en el último trimestre, en el que la inversión inmobiliaria ha aumentado un 58% hasta los 3.700 millones de euros. 

Se trata de un crecimiento impulsado por la inversión que se ha hecho en el sector retail. Según el último informe de BNP Paribas Real Estate en España, “At a Glance T4 2018”, este ha sido el gran protagonista del año al crecer un 23% hasta los 4.280 millones de euros.

Aquí cobra un gran protagonismo el retail de calle. La demanda por este tipo de inmuebles sigue siendo elevada debido a su estabilidad y rentabilidad, que en los locales prime se sitúa en el 3%.

El retail ha tirado del conjunto de las inversiones y ha evitado un estancamiento promovido por el descenso del 4% anual del mercado de oficinas. Según el informe de BNP, este descenso ha tenido su origen en la escasez de productos y ha dejado las cifras de inversión en los 2.228 millones de euros. Sin embargo, la rentabilidad prime se ha mantenido en el 3,25% en Madrid y en el 3,50% en Barcelona. 

El logístico, por su parte, ha marcado un nuevo récord en el conjunto anual. El incremento del comercio electrónico unido al buen momento de consumo que se vive en el país ha hecho que la inversión en este tipo de inmuebles crezca un 30% hasta los 1.300 millones de euros.

Un buen momento

El ladrillo español para fines comerciales está pasando por uno de sus mejores momentos. La actividad ha sido "frenética" motivada por los máximos niveles de ocupación, unas rentas estables o en fase de expansión en los mercados más consolidados, un exceso de capital y pocas alternativas que ofrecen otros productos financieros. 

Una situación que siguen aprovechando los fondos de inversión ya que una vez más han sido los grandes protagonistas del mercado. Según el informe de BNP Paribas, estos han representado el 61% del volumen de transacciones que se han llevado a cabo en 2018 y las socimis han estado muy presentes en ambos lados del mercado.