Jordi Alba, en el partido ante el Inter de la pasada jornada de Champions.

Jordi Alba, en el partido ante el Inter de la pasada jornada de Champions. REUTERS

Empresas TELECOMUNICACIONES

La primera factura del fútbol: los ingresos de las telecos se estancan

Noticias relacionadas

La guerra del fútbol ha enfrentado a las tres principales operadoras españolas que durante los últimos meses han protagonizado una de las más duras guerras comerciales que se recuerden. Movistar y Orange han apostado por tener todo el fútbol -Champions League y LaLiga- y Vodafone ha intentado resistir redoblando su oferta en cine y series, los que les ha llevado a una lucha de promociones y ofertas que ha terminado por pasarles factura.

De momento, el principal efecto ha sido el estancamiento de sus ingresos, en especial los de particulares -clientes residenciales- que ha afectado a Telefónica y Orange, que han presentado cuentas trimestrales hace unas semanas, una senda que podría seguir Vodafone que el martes presenta sus cuentas semestrales, tras reportar retrocesos durante el trimestre anterior. 

Estos ingresos se han estancado en un trimestre muy positivo para las dos primeras operadoras desde el punto de vista comercial. Mientras que Telefónica presentó su mejores cifras en una década, Orange ganó 46.000 clientes de televisión en un solo trimestre.

Ingresos de Orange y Telefónica

En relación a los ingresos, Orange España facturó 1.340 millones de euros en el tercer trimestre, un 1,4% más que igual periodo del del año anterior. Un dato impulsado por los ingresos mayoristas, ya que los minoristas se situaron en 973 millones de euros frente a los 976 millones de hace un año.

Como reconoció la propia compañía al presentar sus resultados, este estancamiento se generó por la guerra del fútbol, un periodo de tres meses -entre julio y septiembre- en el que redujo los precios de sus productos a costa de ganar clientes. Durante todo este tiempo ofreció sus ofertas convergentes y de fútbol a mitad de precio y con compromisos de reducción en la factura de un año.

En el caso de Telefónica España, si nos quedamos solo con las cifras trimestrales -los de la campaña del fútbol- vemos que la facturación fue de 3.188 millones, una mejora del 0,1% y del 0% si se excluye la venta de terminales. No obstante, en el caso de la teleco la ralentización ha sido impulsada por los contratos mayorista y no por el residencial. En concreto, durante este periodo, los ingresos se ven estancados por el fin del contrato mayorista de Yoigo y el MTR. Descontado es te efecto, el ingreso real de residencial sube el 1,4%.

Vodafone presenta resultados el miércoles

Es así como los ingresos residenciales trimestrales llegaron a los 1.684 millones, un crecimiento del 0,4%. Este dato estuvo lastrado por los ingresos de los clientes que no tienen Fusión que llegaron a los 477 millones de euros, un retroceso del 9,5%. Por el contrario, los clientes de Fusión ingresaron 1.207 millones, un crecimiento del 5% en el tercer trimestre, comparado con julio y septiembre del año pasado.

En el caso de Vodafone, sus resultados semestrales -año fiscal británico- se presentarán el martes, aunque si consideramos que su evolución en cuanto a promociones ha sido similar a la de sus competidores, sus ingresos podrían tener un comportamiento similar al de Orange y Movistar. La compañía ofreció paquetes convergentes a mitad de precio durante casi todo el período y regaló su televisión durante un año.

En el antecedente más inmediato, la operadora británica obtuvo en España 1.215 millones de euros en ingresos en sus tres primeros meses de año fiscal (1 abril a 30 de junio). Estos datos fueron un 0,3% peores respecto al mismo ejercicio del año pasado. Del mismo modo, los ingresos por servicio alcanzaron los 1.114 millones euros, un 1% menos en términos orgánicos (excluyendo el impacto del cambio de las tarifas de terminación móvil).