Abajo, a la izquierda, Josu Jon Imaze y, a su lado, Antonio Brufau, en la última junta de Repsol.

Abajo, a la izquierda, Josu Jon Imaze y, a su lado, Antonio Brufau, en la última junta de Repsol.

Empresas ENERGÍA

Repsol completa la compra de los activos de Viesgo y su comercializadora

Repsol ha completado este viernes la compra de los activos de generación eléctrica de bajas emisiones de Viesgo y su comercializadora por un importe final de 733 millones de euros, lo que permitirá a la energética convertirse en un actor relevante del mercado de luz y gas español, donde operará bajo su propia marca.

La operación, cerrada tras recibir todas las autorizaciones regulatorias necesarias, permitirá a Repsol contar con una capacidad total instalada de 2.950 megavatios (MW), de los cuales 2.350 MW proceden de los activos adquiridos a Viesgo y otros 600 MW de las plantas de cogeneración que ya posee, informó la compañía.

Asimismo, gracias a la adquisición de la comercializadora de Viesgo, contará con una cuota del mercado superior al 2% en el sector minorista de electricidad y gas en España y una cartera de más de 750.000 clientes.

Esta adquisición no representa más que el primer paso de la compañía para 'pugnar' de tú a tú con las grandes eléctricas en un sector donde su nuevo plan estratégico, lanzado el pasado mes de junio, marca el objetivo de alcanzar en 2025 una cuota de mercado minorista de electricidad y gas superior al 5% y 2,5 millones de clientes.

Nuevo negocio de electricidad

El grupo desarrollará este nuevo negocio de electricidad y gas a través de su nueva filial, Repsol Electricidad y Gas, que comercializará electricidad certificada como 100% de bajas emisiones a través de la marca Repsol.

Además, la petrolera indicó que ofrecerá en toda España "una oferta atractiva, soluciones digitales de vanguardia y ventajas exclusivas para los clientes, como descuentos en su red de estaciones de servicio" y que aprovechará sus distintos canales de venta, como sus más de 3.400 gasolineras en el país, "para trasladar su oferta, así como la fortaleza y el reconocimiento de la marca Repsol".

La compañía presidida por Antonio Brufau, que indicó que la incorporación de su filial como operador en el sector eléctrico y de gas "refuerza la competencia" en España y "beneficiará al conjunto de los consumidores", reparte su cartera actual de clientes en el negocio en toda la geografía española, principalmente en Cantabria, Galicia, Andalucía, Asturias, Castilla y León y Comunidad de Madrid.