Pantallazo de la web de Bankia.

Pantallazo de la web de Bankia.

Empresas BANCA

BBVA, Bankia y Santander suspenden temporalmente sus ofertas hipotecarias online

Los equipos legales de las entidades se encuentran revisando las cláusulas relativas al Impuesto de Actos Jurídicos. 

Noticias relacionadas

Los bancos tienen dudas sobre qué información deben ofrecer a sus clientes en torno a las hipotecas. Para evitar confusiones tras la incertidumbre generada por el Supremo, algunos de ellos han decidido suspender de forma temporal la oferta a través de sus canales online. 

Es el caso de BBVA, Bankia y Santander en cuyas webs resulta, literamente, imposible obtener datos sobre la oferta hipotecaria que tienen en este momento. Fuentes del sector explican que, en algunos casos, se debe a que se ha optado por comenzar a revisar las cláusulas relativas al Impuesto de Actos Jurídicos antes de hacer posibles ofertas -aunque sólo sean a través de web-. 

Si se acude a la página del BBVA, se puede observar cómo un cartel de "Servicio temporalmente no disponible" apareace cuando se busca la oferta hipotecaria de la entidad. Algo similar sucede en el caso de la web de Bankia, en donde muestran el siguiente texto: "La página solicitada no se encuentra disponible temporalemente". 

Distinto es el caso del Santander, en donde la información hipotecaria redirige automáticamente a la home. Es decir, a la página de inicio. 

Se trata de medidas adoptadas después de que el Supremo haya decidido suspender temporalmente el fallo acerca de que sean los bancos quienes asuman el pago del impuesto de las hipotecas. Una medida que ha sembrado de dudas a los responsables financieros, pues no saben a qué atenerse en este momento. 

Siguen firmando

Lo que sí parece claro es que, por el momento, ninguna entidad ha decidido aplazar las firmas que tenían comprometidas. Durante el día de hoy las entidades consultadas por este diario han mantenido las operaciones que estaban previstas, por lo que los clientes no se han visto afectados por los cambios introducidos por el Supremo. 

Mientras se despejan las dudas, todos los escenarios están abiertos. Si son los clientes quienes deben pagar el impuesto a la hipoteca todo seguirá igual; si son los bancos los que tienen que asumir su pago, podrían incrementar el coste de las hipotecas para cubrir los gastos ocasionados. 

En caso de que tengan que pagar las entidades financieras el Impuesto, está por ver si tendrán que devolver el dinero cobrado hasta el momento, algo que se fija en cerca de 4.000 millones de euros; así como la retroactividad que debe tener la decisión que adopte el Supremo.