Vista del Boeing 787-9 con el que Air Europa vuela a Buenos Aires.

Vista del Boeing 787-9 con el que Air Europa vuela a Buenos Aires.

Empresas

Globalia y EY desmienten un supuesto encargo para buscar un socio

Globalia y EY han negado categóricamente que el coloso español del turismo haya efectuado mandato ninguno a la firma de servicios profesionales con el supuesto objetivo de buscar un socio para el grupo.

Globalia optó por no pronunciarse sobre la información publicada por el pequeño medio digital especializado en turismo Preferente.com. Sin embargo, en un comunicado interno remitido por el departamento de comunicación interna de la empresa a sus empleados y al que tuvo acceso EL ESPAÑOL, la compañía que dirige Javier Hidalgo desmintió de forma "categórica y rotunda" la supuesta "noticia" y adjuntó documentación que lo demuestra.

Concretamente, el grupo incluye una carta de la propia EY en la que se negaba sin ambigüedades dicho encargo y se afirma que no se ha producido "mandato alguno".

El acoso de Preferente

Asimismo, Globalia insistió en dicho texto en un punto que es crucial para sus intereses: Preferente lleva años atacándola. 

"Como sabéis, este medio de comunicación viene publicando desde hace años informaciones tendenciosas e inexactas que desprestigian a nuestra compañía y, por ende, a todos nuestros empleados y sus familias. Además, permite la realización de ciertos comentarios en sus páginas web que, en muchas ocasiones, atentan directamente a la vida personal, privada y profesional de los empleados", indica este comunicado.

El pequeño digital Preferente es propiedad del periodista y empresario Rafael Caballero Montes a través de la sociedad KBA. Caballero Montes había sido director de relaciones externas de Air Europa hasta que un grupo de inversores, encabezado por Juan José Hidalgo, adquirió la compañía.

El enfrentamiento viene de largo, pero Globalia considera que este "acoso encarnizado y descontrolado" que "se ha incrementado en las últimas fechas" se ha pasado de la raya. No sólo a través de las informaciones, sino también a través de los comentarios que se vierten en la web, supuestamente escritos por los lectores, y en los que se atenta regularmente contra el honor de directivos del grupo.  

"Confiamos en vuestro criterio para saber identificar, obviar y denostar los rumores y noticias falsas, que pretenden atacar la integridad de la compañía y que traspasan los límites de la comunicación seria y profesional", subrayó la compañía a sus trabajadores, a quienes envió un mensaje de apoyo "así como el más sincero reconocimiento por vuestro trabajo diario, que permite a Globalia seguir creciendo en todas las unidades de negocio".